RADIO CIGÜEÑA 98,4 f.m.

"EL PREGONERO"..., NOTICIAS DE RIVAS VACIAMADRID

Los viernes de 20:30 a 22:00 horas

Portada | Sanidad | Deportes | En El Aire | Nuestras Cosas | Programación | Se me ocurrió | Historia | Contacto | Añádenos a favoritos
EDITORIAL DE.... "EL PREGONERO"
    Juan de Dios Belin Luis Ramón José Luis Josemari




TODAS LAS NOTICIAS DE 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Rivas Vaciamadrid, 11 de agosto de 2021

 

BULOLANDIA, MENTIRA Y MALDAD.

 

Pues si, vecinas y vecinos ripenses, vivimos en una tesitura vergonzante en que hay que aplaudir iniciativas independientes como Maldita.es y su trabajo en pos de su lema: “Periodismo para que no te la cuelen”. Es necesario.

 

En el nutrido supermercado de la desinformación, la verdad es incómoda y además incomoda. La mentira es una industria necesaria para que los malos crezcan y sus tesis prevalezcan para dominar a los tibios.

 

Hagamos recuerdo. En el 2008, y después de revisar a fondo y en tres ocasiones todo el proceso, la justicia alemana declaró inocente a Marinus Van der Lubbe, que había sido condenado y guillotinado como autor del incendio del Reichstag, sede del Parlamento alemán durante la república de Weimar. Fue un 27 de febrero del 1933 cuando las llamas destruyeron la cámara de diputados.

 

Marinus, un revolucionario holandés, fue detenido en la zona. Condenado y ejecutado. El presidente Von Hindenburg se doblegó a la exigencia del nuevo canciller (Adolf Hitler) y firmó un decreto de emergencia que suspendía las libertades y que facilitó la gran caza de la izquierda alemana, y de paso de todo antifascista, sin respetar la inmunidad de los parlamentarios opositores. Ese decreto pavimentó el camino  a todo lo que vino después: un horror nunca visto.

 

Marinus, aquel joven albañil de 24 años, no había tenido nada que ver con la quema. Fue el chivo expiatorio, en una operación de “falsa bandera” organizada por los propios nazis. La Guerra Mundial terminó oficialmente en 1945, pero tuvieron que pasar 75 años, desde aquel día, para desmontar con todas las de la ley una mentira de semejante calibre.

 

Como ocurre hoy, en nuestro estado de derecho hispánico “lawfare”, mientras circula una trola hay tiempo mientras tanto para intentar propagar otros bulos de la misma calaña incendiaria, como, entonces, el atribuir el bombardeo de Gernika a quienes lo sufrieron (los “rojos” y “gudaris”). Ese fue tal vez el bulo mas canalla del aparato de propaganda franquista, el de encubrir a la legión Cóndor con un segundo bombardeo de basura corrosiva sobre la  carne quemada.

 

Era munición de guerra psicológica pero,  sin disímulo, eran bulos de maldad redoblada. Se quería transmitir que no se trataba de un conflicto entre humanos, sino que era una confrontación entre superhumanos (nazis) e infrahumanos (los demás).

 

Y, vecinos y vecinas ripenses, aquí y ahora, nos quieren hacer participes de esa Bulolandia, donde la mayoría de las mentiras tienen como objetivo dañar la imagen de la emigración. Si ustedes han visto en las redes un vídeo en el que aparecen alumnos arrojando libros a una profesora y poniendo patas arriba la clase, y a los que se identifica como “menas” (menores extranjeros no acompañados), ha de saber que esas imágenes nada tienen que ver con España. Si han recibido por “wasap” un documento de un supuesto funcionario del INEM en el que se afirma que un inmigrante tiene “muchas mas papeletas de recibir ayuda que cualquier ciudadano español”, han de saber que es un absoluto bulo. Debajo se esconde la siniestra maldad de que somos los mejores, los elegidos, y ellos son la basura infrahumana.

 

Es razonable el relativismo de que no hay certezas absolutas, ni siquiera en la  ciencia, pero también hay que relativizar cierto relativismo. Sobre todo el que funciona como excusa para hacer o justificar el daño o la dominación. En esos bulos vemos el rostro de la mentira y de la maldad.

 

Frente a eso, debemos y podemos definir lo que es la verdad, que es, ni más ni menos, que desmontar esa mentira y esa maldad, es la modesta épica reservada al periodismo necesario, la épica de restablecer, puntada a puntada, la asombrosa realidad.

 

Por ello, los cigüeñeros/eras, andamos metidos en esto de la comunicación.

 

Salud y comunicación desde EL PREGONERO, programa informativo de RADIO CIGÜEÑA. 

 

www.radiociguena.org


Índice de noticias... anteriores

www.radiociguena.org 

facebook Twitter Telegram Instagram YouTube Inicio Menú
Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña