RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Sin Entrevistas

-

-

 

 

-
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FIN DE TEMPORADA DE ENSUEÑO PARA EL DEPORTE RIPENSE

 

El baloncesto entre el sueño y ……….. la pesadilla

A la hora de seguir desmenuzando los resultados del deporte ripense, creo que es justo dedicar un capitulo aparte al baloncesto. Durante muchas temporadas el deporte más mediático de la localidad, con mucha presencia televisiva y que ha competido a lo largo y ancho de Europa de la mano del Rivas Ecópolis.

Son cuatro las entidades que han competido en este deporte, cada una a su nivel, en el panorama deportivo ripense. Por un lado el Rivas Solobasket, que empezó la temporada con dos equipos, uno junior y otro senior y que ha finalizado la misma con la presencia del senior únicamente.

El Rivas Solobasket nació de la escisión de una primera escisión del CD Covibar. Hace, creo que cuatro o cinco años, un grupo de personas vinculadas al CD Covibar, no sintiéndose cómodas con lo que este club les ofrecía se integraron en el Parque Sureste y crearon la sección de baloncesto de la citada entidad. Dos años más tarde, al no comulgar de manera clara con lo que el Parque Sureste les proponía se volvieron a separar para crear Rivas Solobasket. Es el resumen más corto para explicar lo que aconteció en el baloncesto de Rivas y como, y casi al mismo tiempo, al crearse el CB Rivas, base del Rivas Ecópolis, se pasaba del CD Covibar como único representante, a los cuatro que había al finalizar esta temporada.

Pero volviendo al repaso de los clubes a lo largo de esta temporada, poco más hay que decir del efímero Solobasket que con su equipo senior han competido sus jugadores sin ninguna pretensión más que pasar un buen rato practicando el  deporte que más les gusta.

La sección de basket del Parque del Sureste está plenamente consolidada dentro del club y es la que menos vaivenes ha sufrido. Al menos hasta este año objeto de análisis. Primero con Luís Martín Tabernero, después con Carlos Gómez que la logró hacer crecer y ahora con José Manuel Mostajo que le ha permitido seguir creciendo y sobre todo ir consolidando los equipos dentro de sus categorías. Temporada más que correcta con buena presencia de equipos femeninos dentro del club.

Y nos quedan los dos “grandes”. Por un lado el CD Covibar, a día de hoy desaparecido. Si tenemos en cuenta la temporada finalizada, es una temporada de luces y sombras. Más luces en lo deportivo, pese al descenso del equipo que militaba en liga EBA, y más sombras en lo social al vivirse la desaparición del club en su totalidad y de la sección de baloncesto en particular.

Al margen del descenso mencionado, han sido varios los equipos que se han clasificado entre los ocho mejores de Madrid dentro de sus respectivas categorías. Dentro de un deporte como el baloncesto con tantos equipos y con un nivel tan alto, es importante y creo que no exagero si digo que es posiblemente la mejor temporada global de esta sección.

Una sección que como digo desaparece y que para el año que viene va a tener continuidad a través de Rivasket por un lado, que ha adquirido las plazas de los equipos que tenía Covibar y que, de cara al año que viene, espera sacar como mínimo el mismo número de equipos con el que contaba, y de Juventud Rivas por otro que parece que sacará unos cuantos equipos, sin determinar con claridad a día de hoy cuantos, puesto que las versiones varían en función de las fuentes consultadas.

En Rivas Ecópolis más de lo mismo. Temporada más que decente en Liga Femenina y excepcional en los equipos de cantera. A nivel deportivo poco malo se puede decir. Campeonas de Madrid en categoría junior y cadete. Terceras en infantiles y subcampeonas en alevines. A nivel nacional subcampeonas de España en junior por primera vez en la historia y sextas en cadetes.

El problema es  económico. Hace ya algunos meses, más de un año incluso,  que se escuchaban voces diciendo que la situación económica del club no era buena y que el equipo atravesaba una situación complicada que ponía en peligro su continuidad, no solo en Liga Femenina, sino en el baloncesto en general. En este final de temporada dichos comentarios han ido in crescendo.

Desde entonces hemos hablado con muchos protagonistas, actuales y anteriores, con directivos, con entrenadores y con algunos ex. Todos confirman lo de las dificultades económicas y también las deudas de mayor o menor cuantía. Personalmente he hablado y consultado con siete personas a las que se les debe dinero y que están o han estado en el club, seis de ellas, de mejor o peor manera entienden la situación. De hecho, alguno de ellos incluso me hizo saber que prefería que no se hiciera mención a su caso. Hay un ex entrenador, Diego Blázquez, que si que se muestra crítico y beligerante al máximo contra Rivas Ecópolis y especialmente contra la actual junta directiva y me sorprende en parte puesto que, partiendo de la base de que a nadie le gusta que le deban dinero por un trabajo que ha realizado, la cantidad que se le adeuda a Diego es bastante más inferior que la que se les adeuda a otros ex trabajadores del club que por el contrario se muestran bastante más comprensivos con la situación. Creo que, al margen de las deudas, tiene que haber algo más profundo y personal para mostrar una actitud tan combativa con su ex club.

Dicho esto, las dos personas de la junta directiva con las que consulté este tema asumían que se debe dinero de esta temporada y algo de la anterior y aseguraban rotundamente que iban a pagar a todos en el momento en el que pudieran hacerlo. Las deudas en el deporte son algo habitual y lo que no es habitual  es que se dieran estos casos en el Rivas Ecópolis, único club realmente profesional de nuestro municipio y que siempre se había caracterizado por tener inmaculado su capitulo de impagados.

Es una situación complicada. El presupuesto con el que se cuenta para esta temporada es similar al de la anterior. Evidentemente, si en la anterior se terminó con déficit, repitiendo la historia en esta, se finalizaría de una manera similar. La temporada pasada se tenía previsto haber salido ya en LF 2, pero el hecho de haber ganado el año anterior la liga llevó a una serie de promesas e incluso de presiones, federativas, municipales o de supuestos patrocinadores para que salieran en Liga Femenina y que al no concretarse en ninguno de los casos, ha colocado al club presidido por Alfonso Cabeza en una situación harto complicada y delicada.

Ese es el motivo principal que ha llevado a la directiva del club a solicitar el ingreso en LF 2. Algo que todavía no está concretado. Rivas Ecópolis tenía derecho a su plaza en Liga Femenina, pero deberá esperar a conocer si hay vacantes para asegurarse la plaza en Liga Femenina 2.

Tratar de resumir esta situación es muy difícil. Incluso poder explicarla o entenderla. Quizá se podría dividir la vida del hoy llamado Rivas Ecópolis en tres fases. En la primera fase de la existencia del equipo femenino, este pertenecía a Covibar y tenía un patrocinador claro que era Rivas Futura. El recordado Aurelio Álvarez era el que sostenía económicamente al equipo y contaba con aportaciones puntuales, más o menos importantes, a cargo de Covibar. Fue la época del ascenso definitivo a Liga Femenina y unos años de crecimiento y consolidación en la categoría.

Desvinculados de Covibar, sin el apoyo de Rivas Futura, el equipo cambia de denominación y pasa a llamarse CB Rivas y como marca deportiva Rivas Ecópolis. Supuestamente patrocinado por una serie de empresas constructoras que apenas aparecían en lugar alguno. El patrocinio de este periodo de tiempo es bastante importante, se consiguen importantes éxitos (dos copas de la Reina  y un subcampeonato de Europa) y pese a esos éxitos apenas se dejan ver los patrocinadores. Ni para sacar pecho en los momentos importantes. El único que aparece constantemente es el alcalde, José Masa, que siempre dice que apoya de una manera incondicional al equipo, pero que nunca se sabe con total claridad hasta dónde llega ese apoyo y de dónde procede.

La última fase, con la consecución de la Liga incluida, es la fase más complicada que le está tocando lidiar a la actual junta directiva. Con pocos recursos, con escasos patrocinadores, han tratado de seguir a un nivel deportivo importante, han dado un impulso enorme a la cantera, pero económicamente no se ha podido cumplir con lo comprometido. Además, las cañas se han tornado lanzas y todos (o casi todos) parecen ir a degüello contra ellos. Por impagos,  por ausencia de patrocinadores, por estar o no estar en una u otra categoría…… Sería hora de tratar de apoyar cada uno desde dónde y como buenamente pudiera y sin embargo parece que ha llegado la hora de ir colocando palos en las ruedas para tratar de hacer descarrilar el actual proyecto. Una auténtica pena.

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña