RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

IVÁN MARTÍN
Entrenador
C.D. COVIBAR
2ª AUTON. FEM.

CELIA PÉREZ
Jugadora
C.D. COVIBAR
2ª AUTON. FEM.

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SEGUNDA AUTONÓMICA FEMENINA GRUPO 3

 

CD COVIBAR – 52

SAN AGUSTIN – 54

 

Derrota cruel o como perder un partido en un minuto

 

Comentario:

 

Cada vez siento más admiración hacia los y las deportistas que sin tener en el horizonte la posibilidad de llegar a vivir del deporte dedican parte de su tiempo, entrenamientos y partidos, para mejorar en su actividad. Se sacrifican, en ocasiones trabajando o estudiando e incluso con las dos actividades antes citadas, y aún son capaces de sacar, de robarle tiempo del que tienen para su legítimo descanso y dedicarlo a una actividad que, en la mayoría de los casos, la iniciaron cuando eran peques, a veces por voluntad propia y en otras ocasiones animados por sus progenitores. Soñando con llegar a la máxima categoría e incluso, porque no hacerlo, con representar a tu país en la selección nacional.

 

Lo malo que tienen los sueños es que finalmente se despierta uno y ve que la realidad tiene poco que ver con la ensoñación. Y llegan los entrenamientos semanales y el entrenador te exige más que el que tenías en los sueños y llega el fin de semana y en lugar de un campo abarrotado o un palacio de deportes  a reventar te encuentras con un pabellón vacío, con un equipo enfrente con los sueños igualmente truncados y que sin embargo sabes que se van a dejar la vida por ganar lo mismo que tú.

 

A veces, muy pocas veces, te llega una ocasión especial. Este año las soñadoras jugadoras del Covibar de segunda autonómica tenían una oportunidad de vivir algo parecido al sueño. El pabellón es el que es, pero en lugar de media docena de despistados padres o amigos había un par de centenares de familiares, amigos e incluso algún aficionado despistado que atraído por el increíble ambiente, se asomaba a Los Almendros para ver que es lo que pasaba allí.

 

Lo que pasaba era que, el equipo local se enfrentaba a doble partido al San Agustín de Madrid para saber cuál de los dos pasaba de ronda en los octavos de final de su competición. Era el primer partido y el ambiente era increíble. Muchos jugadores del Covibar, vestidos totalmente de verde, animaban sin cesar a sus compañeras. Estas, ilusionadas, estaban dispuestas a dejarse la piel por conseguir la victoria. Enfrente estaban las chicas de San Agustín, con las mismas pretensiones, con la misma determinación y tratando de hacer realidad el mismo sueño.

 

Durante más de 39 minutos fueron las de Covibar por delante en el marcador, pero como decía Iván Martín, el entrenador,  al finalizar el partido, una victoria se consigue en cuarenta minutos. La derrota puede llegar en unos pocos segundos.

 

No seré yo el que me ponga a analizar el partido. Fue dominado por las de Covibar que solo tuvieron un defecto para mí. Creyeron que habían ganado o que iban a hacerlo antes de sonar la última bocina. Mandaron desde el principio. 18-6 en el primer cuarto, se despistaron ligeramente y el rival, muy correoso, no les perdonó y recortaron al descanso hasta un 26-24.

 

En el tercer cuarto se hizo un parcial de inicio de 11-0 para irse a 37-24, pero nuevamente las visitantes se colocaron en 37-32 tras un 0-8.

 

Final del tercer cuarto con 41-36 e igualdad en el último periodo con la ventaja, cada vez más escasa, siempre del lado de las locales. Tiempo muerto de las de Covibar con 52-51 a falta de un minuto y en ese minuto por un par de acciones desafortunadas o acertadas de las de San Agustín, se pierde el partido. Disgusto evidente en las jugadoras y tristeza general.

 

Imagino las vueltas que todas le habrán dado a la cabeza. Ninguna pensará en los numerosos aciertos que tuvieron y en las excelentes acciones realizadas. Solo recordarán ese balón que se me fue por el fondo , la canasta fácil errada, el tiro libre no convertido, el pase equivocado, esa falta innecesaria que luego pesó…………..Suele pasar. Uno recuerda los errores y todas, de una u otra manera, se sienten máximas responsables de la derrota. Y no es así. Se ha perdido una batalla, pero queda el partido de vuelta. En el equipo hay argumentos para revocar la situación. Se trata de ganar de tres el día 12 de abril en San Agustín. Solo eso.

 

Me gustó el corrito final habitual formado por todas las jugadoras. Allí, pude observar, que no escuchar, como algunas jugadoras parecían animar a sus compañeras. Es la actitud, es el camino, y es la manera de empezar a ganar el partido de vuelta. Solo se trata de no relajarse y de pelear los cuarenta minutos a fondo. Pase lo que pase y cueste lo que cueste. A veces los sueños tardan más en cumplirse, pero luego saben mucho mejor.

 

Anotadoras:

 

CD Covibar: 52 – Lucía (2), Carmen, María (10), Sánchez (2), Esther (2), Inés (11), Martínez (4), Sara, Paula (7), Andrea, Bea (5), Celia (9).

 

 

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña