RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

JOSÉ IGNACIO HDEZ
Entrenador
Rivas Ecópolis

CHIQUI BARROS
Entrenador
EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BALONCESTO LIGA FEMENINA

 

RIVAS ECÓPOLIS – 63
EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE
– 65

--------

Del cielo al infierno en un solo cuarto

 

Comentario:

 

Despertaba el día con la noticia de que Movistar se convertía en el patrocinador principal de Rivas Ecópolis para lo que resta de temporada. No, no se puede ni se debe pensar en fichajes de lujo, pero si en la supervivencia. Garantizada para esta temporada y con posibilidades de alargar el patrocinio una temporada más.

 

Luego el pabellón. Excelente entrada la que presentaba el Cerro del Telégrafo. Con actuaciones entre cuarto y cuarto de la Escuela de Danza Despunta de Rivas y con muchos niños en las gradas ansiosos por ver un buen partido de baloncesto.

 

Solo faltaba concluir la jornada con una victoria para completar un día histórico. Enfrente, el Embutidos Pajariel Bembibre. El equipo del Bierzo lleva tres temporadas con esta en Liga Femenina. Cada año ha crecido un poco y esta temporada llegaba a Rivas Vaciamadrid con un balance de seis victorias y cuatro derrotas.

 

Empezaba el partido con una gran defensa del equipo local que llevaba al borde de los 24 segundos cada una de las posesiones del equipo visitante y además les obligaba a tirar de manera precipitada cuando finalizaba la posesión. En ataque, Vujovic clavaba un triple al poco de iniciar el partido y las ventajas de las de José Ignacio empezaban a rondar los seis u ocho puntos.

 

Todas trabajaban de manera denodada en defensa, y en ataque brillaba con luz propia Weaber. La americana sumaba diez puntos al finalizar el cuarto y 17 de valoración. Con todo, pese al gran juego exhibido por las locales, al finalizar el cuarto solo había cinco puntos de renta favorables a las de casa.

 

El segundo cuarto resultaba más igualado que el primero. Weaber seguía anotando pero menos, Salvadores sumaba siete puntos y Vujovic volvía a anotar desde fuera de la línea de 6’75. La defensa seguía siendo extraordinaria y las de Bembibre a pesar de los buenos números de Roso Buch y de Edwards perdían el cuarto y llegaban al descanso con una desventaja de siete puntos, 34-27.

 

Mucho mejor todavía fue el tercer cuarto. El juego del equipo iba in crescendo, la defensa seguía siendo igual de fiable y en ataque había incluso más fluidez.  Gabi Ocete era la mejor anotadora del tercer cuarto, Weaber seguía sumando, Vujovic firmaba su tercer triple y se finalizaba el cuarto con 22-12 de parcial y una renta de 17 puntos, 56-39, que sería incluso de 19 puntos unos instantes después.

 

Rara vez, cuando se inicia el último cuarto con 17 puntos de ventaja se suele perder. La victoria iba ser, estaba claro, el colofón perfecto al día de hoy. Además, después del partido llegaban tres días de fiesta. Parecía un sueño.

 

Pero las cosas empezaron a torcerse. Cambió la decoración. Cada ataque de las bercianas finalizaba en canasta y cada ataque local era un motivo más de frustración. Cuando el electrónico había rebasado la mitad del último cuarto y la diferencia se había ido rebajando hasta los doce puntos, José Ignacio Hernández pidió tiempo muerto. Suponíamos que llegaría la reacción. El equipo se había  atascado en el punto 61 y con 61-49 era el momento de refrescar las ideas.

 

Pero no se consiguió. Se encendieron las alarmas cuando restaban 2’52” para el final y el marcador seguía clavado en 61 para las de casa y las forasteras se habían acercado a 55 puntos. Se veía venir el desastre. El empate a 61 lo conseguían las de Chiqui Barros a minuto y medio para el final. Por fin, por medio de dos tiros libres de Ajanovic, llegaba el punto 63. 63-61 que duró un instante. Liepkalne  empataba a 63 y a falta de 22 segundos Edwards volvía a situar a su equipo por delante. Digo lo de volvía porque en el inicio del segundo cuarto un triple de O’Reilly había colocado unos instantes al equipo leonés por delante en el marcador con 21-22.

 

Tiempo muerto de José Ignacio Hernández y a intentar la canasta que forzara la prórroga o el triple que pudiera dar la victoria. No se consiguió ni una cosa ni otra y finalizó el partido con un inesperado e increíble 63-65.

 

La Clave:

 

Cuando se consiguen remontar 19 puntos en menos de diez minutos, tiene que ser a base de muchas cosas. La primera, la fe ciega en la victoria de un equipo que curiosamente mejoró y mucho con la eliminación de Montenegro.  Pero luego hay un dato todavía más esclarecedor. Parcial en el último cuarto de 7-26. El acierto es algo indispensable. 19 veces lanzó Rivas Ecópolis a canasta en el último cuarto. Anotó dos tiros de dos a cargo de Comfort y Weaber de los diez que intentó. No anotó ninguno de los seis triples que lanzó e hizo pleno en tiros libres: tres de tres.

 

Veinte veces, una más que las locales, lanzaron las de Bembibre. Solo fallaron dos de los ocho tiros que intentaron de dos. Erraron dos de los cuatro triples intentados e hicieron pleno igualmente en los tiros libres: ocho de ocho.

 

Los números son evidentes y la realidad terca y tozuda. Ganaron las de Chiqui Barros porque en los momentos clave tuvieron más acierto que las locales y porque la defensa que había sido extraordinaria a lo largo del partido, dejó de ser igual de eficaz en el último periodo.

 

Destacadas:

Personalmente y de los partidos que le he visto al Rivas Ecópolis en casa, los tres primeros cuartos de hoy han sido los mejores de la temporada. Máxime cuando estaba enfrente un equipo muy serio dispuesto a hacer todo lo posible por llevarse el partido. Por eso, si nos atenemos a esos tres cuartos, Lyndra Weaber ha sido la mejor de largo. Luego han brillado Gaby Ocete, Vujovic o Marta Hermida que se ha hecho acreedora a que se siga confiando en ella.

Del último cuarto, lo mejor es olvidarse……si se puede.

 

Del Bembibre muy bien Roso Buch. Excelente Edwards en todas las facetas del juego y con diez puntos en el último periodo y decisiva y muy acertada

O’Reilly que ha clavado dos triples en los momentos claves de este último cuarto.

 

Conclusión:

 

Se iniciaba el partido con un minuto de silencio sumamente respetuoso en memoria de los abuelos de Gaby Ocete y Marta Pérez, recientemente fallecidos. No era de extrañar ver el llanto desconsolado de la jugadora balear al finalizar el partido. Se unía, entiendo yo, la decepción por la dolorosa derrota con la imposibilidad de poder ofrecer, a modo de homenaje, el triunfo a su abuelo fallecido.

 

Por otro lado creo que es sumamente interesante que el equipo se quede con las sensaciones vividas en los tres primeros cuartos y con las palabras de su entrenador en referencia a que los partidos durante cuarenta minutos. En Salamanca se perdió en el último cuarto y hoy se ha repetido la historia.

 

Anotadoras:

 

Rivas Ecópolis: 63 – Ocete (10), Weaber (20), Blanes (1), Salvadores (7), Comfort (4), Ajanovic (7), Vujovic (12), Muhate y Hermida (2).

 

Embutidos Pajariel Bembibre: 65 – Gómez (5), Montenegro (6), Buch (16), Liepkalne (8), Matoso, O’Reilly (11), Vivas, Chumillas y Edwards (19).

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña