RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

ÁLVARO VARA
Entrenador
ADPI DE RIVAS "B"
3ª REGIONAL

AMI
Portero
ADPI DE RIVAS "B"
3ª REGIONAL

EDGAR FDFEZ.
Entrenador
ESCUELA F.R.V. "A"
3ª REGIONAL

JANCHO
Jugador
ESCUELA F.R.V. "A"
3ª REGIONAL

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL
TERCERA REGIONAL GRUPO-5

 

ADPI DE RIVAS "B" - 4
ESCUELA FÚTBOL R.V. "A" - 2

La Escuela de Fútbol de Rivas mereció más

Alineaciones:

Adpi Rivas B: Ami, Fran, Loren, Patón, Aarón, Alvaro, Fabio, Ribera, Uche, Oscar e Iván.

Pitu entró por Fran, Sergio por Loren, Vicente por Ribera y Manu por Iván.

Escuela de Fútbol A: Dani, Borja, Dani Domínguez, Gabi, Charli, Diego, Jancho, Ramos, David, Chispi y Aouthman.

Víctor entró por Charli en el descanso, Cristian por Ramos y Álvaro por Aouthman.

Goles:

0-1 15’ Jancho con un disparo cruzado con la pierna izquierda

1-1 23’ Álvaro con tiro desde el exterior del área, también con pierna izquierda

2-1 35’ Álvaro, también con la izquierda de disparo cruzado

2-2 56’ Jancho cabecea un corner anticipándose a los defensores

3-2 66’ Uche en fuera de juego clarísimo, cruza sin que Dani pueda evitar el gol

4-2 83’ Fabio de cabeza en un error de marcaje de los defensores visitantes

Comentario:

El partido de esta tarde en Santa Ana era un encuentro marcado por su condición de derby, pero a lo largo del mismo se percibió que esa condición era solo para La Escuela. El único ripense del Adpi B, Pitu, ingresó en el campo en la segunda parte. Quizá por eso la intensidad con la que se empleó La Escuela fue diferente a la que utilizaron los jugadores del Adpi que además pecaron de exceso de confianza.

Mientras que para La Escuela era “su partido” para el equipo de Álvaro Varas era un partido más con el condicionante de enfrentarse a un rival bastante peor colocado  en la clasificación.

Estas dos circunstancias igualaron el partido. De un lado la superior ambición de los de Edgar Fernández que querían demostrar que eran mejores que el otro equipo de Rivas y de otro lado el exceso de confianza de los locales que creían que iban a darse un paseo por el campo para sumar su enésima victoria y goleada.

Por eso, cuando Jancho adelantaba a los del Vivero, La Escuela lo celebraba como se celebra un gol en un derby. Con la euforia propia de los que quieren ganar a sus vecinos.

Y la alegría de los locales al empatar y remontar, era palpable pero mucho menor que la de los del Vivero.

En el minuto 42 del primer tiempo, Diego fue expulsado por ver la segunda amarilla por un exceso verbal. Luego en el 68 y por protestas reiteradas era expulsado Edgar Fernández, entrenador de La Escuela. Cerca del final, por una entrada interpretada por el árbitro como merecedora de roja, se fue al vestuario Vicente jugador del Adpi.

Pese a lo que pueda indicar estas sanciones, el partido dentro del campo fue noble y deportivo. Se jugó duro a veces, pero sin aparente mala intención. La expulsión del jugador del Adpi me pareció excesiva y con una amarilla se pudo solventar, pero el criterio del árbitro es tan o más respetable que el mío y el entendió que era merecedor de la roja. Es la única tarjeta que justifico. La que vio Diego por hablar era evitable. Igual que la expulsión del entrenador de La Escuela. No conocía a Edgar Fernández y me dejó un poco despistado. Bien dirigiendo al equipo, bien tranquilizando los ánimos y evitando problemas, pero no logré entender sus constantes protestas. Aunque a veces tuviera razón. Pero lo que pita el árbitro va a misa y debería saberlo él y todos.

El tercer gol del Adpi no debió subir al marcador, fue un fuera de juego de libro, pero el error del árbitro debe de ser tan asumible como los son los que reconocían Chispi y Jancho cuando me decían que no iban mejor en la liga por errores que habían cometido los jugadores de La Escuela en determinados partidos.

También Álvaro Vara protestó al colegiado, pero me gustaría que de una vez por todas cada uno asumiera cuál es su misión y evitara querer hacer la de otros. Dejen al árbitro pitar, que se equivocará igual y el resto a jugar, organizar o golear, según sea la misión de cada uno.

La Clave:

La mayor mentalización con la que afrontó La Escuela el partido. Les hizo estar metidos dentro del mismo los 90 minutos y no se que hubiera pasado de no haber dado por bueno el tercer gol del Adpi. Pero como digo siempre los errores arbitrales, como los de los jugadores, son algo que se producen y que están en el fútbol. Esta vez favorecieron al Adpi. Otras veces serán al revés.

La Escuela jugó muy bien y no se vino abajo ni jugando con diez todo un tiempo. El Adpi pecó de exceso de confianza y tiene que evitar su entrenador esa relajación que le puede costar puntos de los que luego se acuerde a final de temporada.

 

Destacados:

De los locales el mejor para mí fue Fabio. Estuvo muy bien en el centro del campo y trató de organizar, y a veces lo consiguió, el juego de su equipo. Además consiguió, ya al final, el gol de la tranquilidad. Aarón, Loren y el goleador Álvaro también brillaron en el partido. Ami paró un penalty y al final, ya con el 4-2, detuvo un remate de Cristian de una manera inverosímil.

Por La Escuela los hermanos Atienza, especialmente Jancho fueron los mejores. Aouthman trabajó mucho y generó peligro y Gabi fue un seguro en la zaga. El trabajo de todos fue importante y Víctor y Cristian brillaron cuando entraron.

Conclusión:

El Adpi dio sensación de que tenía más calidad media en el equipo, se mostró más sólido, pero menos intenso. Los jugadores de La Escuela se lo dejaron todo. Comentaba Chispi que siempre juegan así. Estoy convencido que si realmente jugaran siempre así, no estarían como están clasificados. Pero es algo que intuyo. Que no puedo asegurar.

Por otro lado La Escuela llevaba dos jornadas seguidas sin que ninguno de sus jugadores o técnicos fueran sancionados. Las dos expulsiones de ayer eran claramente evitables. No me explico que sigan sin aprender este tipo de cosas. Y me reafirmo, en que el entrenador hizo dos cosas muy positivas para su equipo. Envió a Diego, el jugador expulsado,  al vestuario cuando estaba esperando fuera para evitar conflictos e hizo callar a uno de los jugadores del banquillo que habían sido sustituidos para evitar males mayores, pero es que personalmente no dejó de protestar y finalmente fue expulsado.


 

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña