RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

JOSÉ IGNACIO HDEZ
Entrenador
Rivas Ecopólis

LAURA NICHOLLS
Jugadora
Rivas Ecopólis

LAURA QUEVEDO
Jugadora
Rivas Ecopólis

ANNA CRUZ
Jugadora
Nadezhda Orenburg

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BALONCESTO
EUROLIGA FEMENINA  GRUPO "B"

 

 

EUROLIGA FEMENINA  GRUPO B

 

RIVAS ECÓPOLIS - 90

NADEZHDA ORENBURG -71

(27-17) (14-16) (20-23) (29-15)

 

Rivas Ecópolis se lució y ganó en el retorno de Anna Cruz

 

Comentario:

 

Vuelta de Anna Cruz al Cerro del Telégrafo. También de Bonner, aunque la americana del equipo ruso no ha sido tan vitoreada, querida y agasajada como merecidamente se ha hecho acreedor a ello la catalana del Rivas. Consecuencia de lo sembrado por una y otra durante su estancia en el equipo ripense.

 

Llegaba el Nadezhda con la obligación de ganar el partido tras haber perdido en la jornada inaugural de la Euroliga, pero se ha encontrado con un equipo con mayúsculas. Un equipo de verdad que se ha fajado desde el salto inicial hasta el final del partido. 

 

Y ha tenido dificultades, múltiples dificultades. La baja importantísima de Eldebrink. La aparente superioridad reboteadora de las rusas, las faltas personales de sus pívots y el desigual reparto de las mismas con respecto a las señalizadas al Nadezhda…… Pero a todo se han sobrepuesto las locales. Imagino lo feliz que tiene que sentirse el equipo en general y el técnico local, en particular, del partido jugado por el equipo de casa.

 

Y eso que a lo largo del partido se han tenido que acostumbrar a vivir situaciones esperpénticas, pero de eso hablaré más adelante.

 

El partido se ha iniciado con un juego brillante en ataque y algo menos en defensa. Nicholls y Allison por parte ripense sumaban 20 de los 27 puntos del cuarto. Johnson y Cruz eran las más productivas en ataque para las rusas. Parecía preocupante el tema del rebote, 8 de las rusas por 4 de las locales y poco más. Se jugaba bien, se anotaba con regularidad y se firmaba un impensable porcentaje del 83 % en tiro de dos habiendo lanzado 12 veces.

 

En el segundo cuarto se igualaron las cosas. El rebote se equiparó para unas y otras, el porcentaje de tiro se colocó en dígitos más habituales y la mejor noticia paras las de casa era que la diferencia al descanso solo se había reducido en dos puntos. Se pasaba del 27-17 a 41-33. Quizá la mayor preocupación estaba en las faltas. Queralt, Vega, Schumacher y Gil llevaban dos cada una.

 

El tercer cuarto activó las alarmas. Dos triples de Kuzina y Zhelik y una canasta de Bonner entre otras acciones sobresalientes llevaban a las de Orenburgo a colocarse por delante 43-44 después de que, tras un tiempo muerto local, Johnson anotara un tiro libre adicional tras la canasta del empate. Todo ello en menos de tres minutos.

 

No era lo más preocupante. Las faltas parecían caer solo del lado de las de José Ignacio. Parcial de 8-0 ¡¡¡en faltas!! para las de Rivas cuando restaban dos minutos para finalizar el cuarto. Se capeó el temporal. Se trabajó bien en el banquillo a la hora de proteger a las jugadoras con faltas y se finalizó el cuarto con 61-56. Poca renta, pero se estaba por delante. Cinco puntos de Nicholls, que seguía soberbia, siete de Vega que se rehacía de una primera parte discreta y seis de Schumacher mantenían al equipo mandando en el luminoso.

 

Se iniciaba el último cuarto y la verdad es que se disfrutó más de lo que se sufrió. Pareció que todas se confabulaban para dar lo mejor de si mismas en este cuarto y arrollaron a las del Nadezhda. Sin opciones. Con una Nicholls al más alto nivel, con Queralt sobrada en todos los aspectos, con Laura Gil impresionante y con Vega Gimeno, gustándose y dejando minutos tremendos de juego. Final del partido con 90-71. Sin Frida y con Anna Cruz enfrente.

 

 

La Clave:

 

El equipo. Todas y cada una de las jugadoras. El esfuerzo constante de jugadoras con hambre y con ganas de progresar. Las individualidades al servicio del grupo. Una gozada ver como todas reman en la misma dirección y como prevalece el espíritu colectivo sobre el individual.

 

Destacadas:

 

Temeka Johnson, Anna Cruz y Bonner  en el Nadezhda. Individualidades puras y duras. Estadística sin alma. Números. No dejar de escuchar la breve entrevista realizada al finalizar, en caliente, a Anna Cruz. La envidia sana que sentía.

 

Del Rivas Ecópolis matrícula de honor para todas y todos los que han tenido algo que ver en la victoria de hoy. Tremendo todo el esfuerzo y talento mostrado dentro y fuera de la cancha. Hecha esta apreciación hay que significar. Decía en el partido del sábado que Nicholls había hecho el mejor partido que le recordaba en Rivas. El de hoy ha sido mejor todavía. Sin palabras. Está a un nivel inigualable. Vega Gimeno y Queralt Casas. Segundas partes fundamentales para el equipo. Trabajo siempre, intentos siempre, acierto cuando se tiene. Pero con intentos y trabajo, el acierto llega.  Allison y Schumacher, como siempre. Ni un pero que poner a su actuación. Laura Gil. Parece que no está en pista y de pronto emerge entre otras mucho más grandes para anotar, para llevarse un rebote imposible, para robar un balón.

Clara y Gabi, cada una en su estilo, cada una en su momento, han hecho un partido magnífico. Con ganas, poniendo  el alma en cada acción. Laura Quevedo. Cinco minutos más de aprendizaje. Debut en Euroliga, Trabajo, intentar hacer lo que se puede. Ayudar en todo. Cecilia Muhate, cada vez más cerca de estrenarse en la Euroliga. Hoy ya ha figurado en acta y es junior de primer año.

 

 

 

Rarezas:

 

Nadie duda de lo querida que ha sido, es y será Anna Cruz en Rivas. Me parece justo y brillante el merecido homenaje que se le ha brindado antes y después del partido y las ovaciones que se le han dado al salir a pista o retirarse a los vestuarios, pero no puedo llegar a entender, y se que esto no me hará ganar adeptos ni amigos, que una parte minoritaria de la Pasión Roja le cantara durante el partido “Yo soy de Anna Cruz” o que aplaudiera sus acciones.

 

No quiero pensar lo que pasaría por la cabeza de las jugadoras locales escuchando como, una parte muy minoritaria de la afición, jaleaba las acciones de una jugadora “rival”, mientras ellas se dejaban el alma en defensa de los colores de su equipo.

 

Yo no animo nunca y quizá por eso no debería juzgar a quienes lo hacen, pero me ha parecido esperpéntico que una peña local, animara, durante el partido, a una jugadora con los colores rivales. Y matizo lo de “durante el partido”. Entiendo que los padres, familiares y amigos de Anna Cruz, que si son realmente de Anna Cruz lo hagan. Es su gente. Pero una peña ripense, no lo puedo entender. Me ha parecido esperpéntico. Y vuelvo a matizar. Yo también soy de Anna Cruz. Desde el pitido final del partido de hoy, hasta que vuelvan a cruzarse en el camino con el equipo de Rivas. En fin, es una opinión de alguien que no anima y que trata de ser objetivo. Muchas veces sin conseguirlo.

 

Anotadoras:

 

Rivas Ecópolis: 90 – Nicholls (23), Ocete (6),  Bermejo (2), Queralt (11) Gimeno (15) y Allison (14), Gil (11), Schumacher (8), Quevedo.

 

Nadezhda: 71 – Zhedik (11), Kuzina (5), Cruz (11), Dimitrakou (1), Johnson (20), Miller (1), Bonner (18), Anoikina (4).

 

 

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña