RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

MIGUEL MÉNDEZ
Entrenador
Rivas Ecópolis

CLARA BERMEJO
Jugadora
Rivas Ecópolis

VÍCTOR LAPEÑA
Entrenador
Perfumerías Avenida

LAURA ANTOJA
Jugadora
Perfumerías Avenida

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BALONCESTO
FINAL LIGA FEMENINA 2013

RIVAS ECÓPOLIS - 53
PERFUMERÍAS AVENIDA - 69

 

Perfumerías Avenida, lobo con piel de cordero

Llegaba Perfumerías Avenida al Cerro del Telégrafo dejando e incluso promoviendo el favoritismo del Rivas Ecópolis. A lo largo de la temporada se habían enfrentado en tres ocasiones y cada uno había ganado en la cancha del otro y el único partido disputado en terreno neutral, se lo había adjudicado el Rivas Ecópolis de paliza.

 

Hoy ha sido otra historia y seguramente, ahora que nadie podrá darme la razón, ni tampoco demostrarme lo contrario, pienso que el partido se ha perdido más por la ansiedad de las ripenses por ganar por la vía rápida que por otro tipo de cosas que pueden haber tenido una importancia relativa.

 

Nada más iniciarse  el partido, Queralt Casas anotaba un triple para el equipo local. Empezaban bien las cosas y era el comienzo que cualquiera desea cuando se enfrenta a un equipo que viene como víctima propiciatoria. Después de la canasta inicial las ripenses han tenido varias ocasiones relativamente sencillas para aumentar los guarismos del marcador, pero no han convertido lo que visto desde fuera, parecían canastas fáciles.

 

Por el contrario, y pese a un mal inicio, las de Salamanca han ido aprovechando los errores locales para ir dando la vuelta al marcador hasta llegar a un 3-9 que llevaba a Miguel Méndez a pedir tiempo muerto.

 

Las de Rivas tiraban más que las salmantinas, pero con unos porcentajes ciertamente malos. Jugadoras que habitualmente resultan determinantes no tenían su día, pero como el baloncesto es una cuestión de rachas, el que más el que menos imaginaba que esto podía cambiar. Además, al finalizar este primer cuarto el resultado, 12-16, tampoco parecía motivo de excesiva preocupación.

 

No cambiaban mucho las cosas en el inicio del segundo cuarto. Es más, llegado a la mitad de este periodo las diferencias se mantenían.  Con 20-25 se traspasaba el ecuador del cuarto y todo parecía indicar que el partido se movería en diferencias más o menos apretadas.

 

Las cosas han cambiado en los cinco minutos anteriores al descanso. En un abrir y cerrar de ojos se ha pasado de los cinco puntos señalados a los 17 que figuraban en el intermedio del partido. El equipo estaba muy atascado a la hora de atacar, y lo que era peor, la defensa se relajaba de una manera exagerada.  Primeroera Currie, luego Ferrari y Sulciute, anotaban tres triples casi consecutivos y pese a que Miguel Méndez había pedido tiempo muerto, las cosas no mejoraban nada de nada. El equipo, habituado a robar balones y a no perder demasiados, tenía un balance preocupante al descanso: había perdido 12 y solo recuperaba dos.

 

El resultado del descanso tenía unos daños colaterales importantes. Mientras que las de Rivas no encontraban el tiro e incluso en ocasiones dudaban de manera clara sobre el mejor momento para intentarlo, las de Salamanca que llegaban a Rivas llenas de dudas, se encontraban como pez en el agua, recuperaban sensaciones y tenían un acierto muy por encima del habitual. Al menos en esta temporada.

 

La expectación estaba en saber como se iba a afrontar el inicio del tercer cuarto. Nada cambió. Desde el primer momento se vio que las cosas no iban a cambiar. Es más, en este tercer cuarto se llegó a tener la mayor desventaja de las de casa: 23 puntos con un 26-49 que ya, ahora sí, se antojaba decisivo.

 

Tiraron de casta las de casa. Fallonas y todo remontaron hasta un 34-51, la misma diferencia que al descanso, pero que para evitar males mayores llevaba a Víctor Lapeña, prudente él, a pedir tiempo muerto. Curiosamente en este tercer cuarto no solo no se recuperó ningún balón, sino que se añadieron cuatro más al capitulo de pérdidas. Las de Avenida seguían anotando con menos fluidez que antes del descanso pero con muchos mejores porcentajes que las ripenses.

 

Con todo decidido y una desventaja de 21 puntos se iniciaba el último cuarto. Miguel Méndez lo había intentado de todas las maneras posibles, había combinado las jugadoras de varias maneras distintas, pero comosuele pasar cuando la bolita dice que no quiere entrar, no entra. Por eso, en el último cuarto pienso que dio todo por terminado y sin renunciar a la pelea, dejó que todo discurriera por el camino que llevaba y dejó descansar a alguna de las jugadoras más significativas.

 

Se adjudicaba el último parcial el Rivas y lo hacía, especialmente, por la reacción racial de Queralt Casas que anotaba 11 de los 15 puntos de su equipo, recuperaba tres balones y daba un ejemplo de lucha hasta al final, sabiendo incluso que no había mucho que hacer.

 

No seré yo el que critique el esfuerzo de las jugadoras locales, y no lo voy a hacer, porque me duele especialmente que jugadoras como Anna Cruz que se dejan la piel en la cancha tengan un castigo tan grande en forma de desacierto. No es justo y no se lo merece, pero el deporte te da la gloria cuando lo metes todo, oal menos lo decisivo, y te lo quita igualmente todo cuando tienes un mal día. Pero lo que si me gusta es que lo intenten y eso no les puede negar a ninguna.

 

Lo que si me ha gustado del equipo es que pese al varapalo sufrido, no se han dejado ir. Han tenido en tensión al Perfumerías sin permitirle la más mínima relajación. Lo que ahora mismo es una desgracia y verlo todo negro puede ser una alegría importante en menos de 48 horas. El equipo ha demostrado que saben afrontar los retos y estoy convencido de que no es posible que se tenga dos partidos tan malos en menos de 50 horas.

 

Además del impresionante último cuarto de Queralt, me ha parecido bastante aceptable la actuación de Morrison y de Nicholls. También Clara ha estado discreta pero en un tono positivo. El resto, momentos regulares y malos más que buenos. Mención aparte para Anna Cruz y Anna Vajda. Han luchado, lo han intentado y no les ha salido nada de nada. Con la suma de puntos de las dos, el partido se hubiera ganado de calle. Seguro que hoy lo pasarán mal, que mañana seguirán dándole vueltas al partido, pero estoy más que convencido que el martes tendremos baloncesto en Rivas y que las jugadoras que ahora están dolidas por su actuación, serán con toda seguridad las “causantes” de que la serie vuelva al Cerro del Telégrafo.

 

Por el Perfumerías, la mejor ha sido Currie. 27 puntos y 7 rebotes. Un azote para las de Rivas. En general, lo mejor de Avenida los porcentajes. 50% en tiro de dos y 41 % en tiros libres, mucho mejores que los de las locales.

 

Rivas Ecópolis: 53 – Honti (2), Bermejo, Kurasova (9), Casas (17), Nicholls (6), Morrison (8), Henry (11), Vajda, Cruz.

 

Perfumerías Avenida: 69 – Fernández (2), Antoja (3), Ferrari (6), Rezan (4), Xargay (5), Currie (27), Pascua (4), Sulciute (8), Willingham (10).

 

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña