RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

DAVID HERRANZ
Preparador Físico
COVIBAR
Juvenil "A"

SENGAN
Jugador
COVIBAR
Juvenil "A"

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL - JUVENIL PREFERENTE

 

C.D. COVIBAR "A" - 0

CD JUV URJC MOSTOLES "C" - 3

Sin recursos, sin opciones

 

No tuvieron apenas opciones los jugadores del juvenil del CD Covibar ante un equipo que, más que mostrarse superior en ninguna faceta del juego, se limitó a realizar bien su trabajo y a convertir en goles cada una de las facilidades dadas por un equipo local que pienso honestamente que no fue tan inferior en conjunto, pero que por el contrario no fue capaz de mantener la concentración tanto como lo hicieron sus rivales.

 

El partido, visto desde una óptica imparcial no parecía enfrentar a dos equipos separados en la clasificación por nueve puestos y más de 15 puntos. Las sensaciones que daba, mientras discurría el mismo, era que se estaban enfrentandos dos equipos parejos. Dos equipos de un potencial similar. El motivo por el que un equipo, el de la URJC,  está arriba y el otro, el Covibar,  se encuentra abajo, hay que buscarlo en los pequeños detalles. En esos  que, en los partidos igualados, separan una derrota de una victoria. Ahí si que han sido superiores los de Móstoles.

 

La primera parte del partido fue igualada. Muy disputada y muy igualada. La primera ocasión clara de gol fue en el minuto 30. Sengan sacaba de la misma línea un balón que ya se colaba en la puerta. Evitaba, como se suele decir, un gol cantado.

 

Antes de esa ocasión, los de Covibar, habían tenido alguna aproximación peligrosa. Incluso podría hablarse de ocasiones importantes de marcar. Sergio, Juan y Jorge López rondaron el gol en dos o tres buenas oportunidades. Pero no marcaron. El portero Dani o el lateral de la portería evitaron que se adelantaran los locales en el marcador.

 

Si consiguió introducir el balón dentro de las mallas el capitán y delantero Chus. Era el minuto 38 de la primera parte y hubiera sido un gol de los llamados psicológicos. El colegiado lo anuló por estimar, creo que acertadamente, que el delantero de los verdes se encontraba en posición antirreglamentaria.

 

Y llegó el gol psicológico, pero lo hizo en la otra portería. Una falta cercana al borde del área grande, algo lateral, la lanzaba el jugador Ruiz, salvaba la barrera y sorprendía a un Alberto que, desde la distancia, pareció que podía hacer algo más.

 

El paso del 1-0 al 0-1 no pareció asimilarlo mal el equipo de Alejo, hoy ausente y sustituido en el banquillo por su segundo David Vadillo. Se llegó al descanso con la mínima renta forastera y quedaba toda la segunda parte para tratar de enderezar el rumbo del partido.

 

La segunda parte se inició de la misma manera que había finalizado la primera parte. Los locales seguían empujando con más corazón que cabeza y pese al esfuerzo desarrollado en el centro del campo por Juan y especialmente por Iván, el juego del equipo no tenía ni la profundidad exigida ni tampoco la claridad de ideas menester para dar el mejor rendimiento ofensivo.

 

Con las ganas de arreglar el desaguisado, realizó el Covibar los dos primeros cambios. En el primero de ellos Alfonso entró por Jorge López. En el segundo Diego entró por Adame. Chus retrasó su posición y Alfonso quedó como referencia clara en punta de ataque.

 

El hecho de tener un nueve puro en ataque hizo que se fijara más la defensa, pero si bien Alfonso empezó a disputar y ganar alguno de los balones aéreos que hasta entonces habían sido coto cerrado del central visitante López, sus compañeros de vanguardia no estaban hábiles para aprovechar los balones que quedaban sueltos y que podían dar lugar a segundas jugadas.

 

Lo peor de todo es que la entrada de Alfonso en el campo coincidió con el segundo gol visitante y fue como consecuencia de un nuevo error defensivo local. Uno de esos balones sueltos al que hacía referencia y que los locales eran incapaces de aprovechar lo convirtieron en gol los visitantes. Al estar más concentrados permite al más listo aprovechar todo lo que queda suelto. Es lo que hizo Ruiz. Aprovechó el estar más despierto que los defensores y tradujo en el segundo gol la ocasión que tuvo.

 

Si remontar el 0-1 ya parecía complicado dada la seriedad mostrada por el equipo visitante, el superar el 0-2 se convertía poco menos que en tarea imposible. No cejaron en su empeño los locales por recortar distancias, pero la precipitación en alguno de los casos, el buscar soluciones individuales en lugar de acudir a las fórmulas colectivas y el mostrarse, y esto es solo una percepción, un poco decaídos psicológicamente facilitó las cosas a los visitantes. Tras haber conseguido el 0-2 en el minuto 22 de esta segunda parte, conseguían un tercer gol en el  minuto 37.  En esta ocasión por mediación de Pablo que había entrado en el segundo tiempo.

 

Pudo y debió acortar distancias el Covibar en el minuto 41. El árbitro anuló un gol, que a mi me pareció legal, a Sergio. Además, creo que había dado el gol, pero la actitud de Sergio tras marcar, debió de llevarle, como me llevó a mi a la duda. Tras conseguir el tanto tras un balón peleado por arriba por Alfonso, en lugar de coger el balón o salir corriendo a festejar el tanto se quedó mirando al árbitro como cuando uno ha hecho algo malo y ha sido pillado in fraganti. Yo dudé, pero si no he visto nada irregular, el gol debe subir al marcador. El árbitro dudó y anuló. Habló de falta. La única duda que podía existir para mi era el fuera de juego, pero desde luego no me lo pareció.

 

En cualquier caso el gol hubiera servido de bien poco. Hubiera permitido maquillar mínimamente el resultado, pero la derrota hubiera llegado igual. Hay que mejorar en lo importante, pero desde luego es imprescindible no perder jamás la concentración ni facilitar el trabajo al rival.

 

Por parte de los locales se salvan Sengan que al menos peleó hasta la extenuación, Iván que pese a su juventud parece ser el más sereno en la zona ancha y Juan que puso mucho empuje y genio y quizá adoleció en parte de algo más de pausa. Alfonso dio más guerra en la delantera, pero puede y debe ofrecer bastante más de lo que dio.

 

Dani, López, Mica y Ruiz me parecieron los mejores del URJC mostoleño.

 

CD Covibar A: Alberto, Arias, Dacian, Nacho, Sengan, Adame, Iván, Juan, Sergio, Jorge López y Chus.

Alfonso, Parro y Diego jugaron parte del segundo tiempo.

 

URJC Móstoles C: Dani, Aarón, López, Iván, Damachín, Velasco, Mica, Jiménez, Cobo, Ruiz y Raul .

José, Alex, Tusamba y Pablo entraron en la segunda parte

 

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña