RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

no hay entrevistas de audio

 

 

 
OTRAS IMÁGENES DE LA ENTREVISTA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Las entrevistas de los martes en “Oye... ¿Cómo van?” (19-06-12)

Toño Mañas, entrenador del CD Rivamar alevín

Julio Mañas (C.D. Rivamar)Cuando hace menos de un mes estaban celebrando el título de campeones de liga y el ascenso a la Primera Alevín nos sorprendía Toño Mañas al decirnos que la mayor parte de los jugadores que habían actuado a sus órdenes dejarían el equipo de cara a la temporada que viene. No era el momento de hurgar entonces en la herida, pero quedamos sorprendidos por la noticia y nos citamos para una posterior entrevista en la emisora para saber los motivos de ese abandono.

Este martes, y tras haber acordado con Toño la cita, está en nuestra emisora para contarnos sus sensaciones. Viene de Vallecas dónde ha acudido con los equipos benjamines de fútbol 7 para competir en torneos de fin de temporada y está contento porque lo suyo es el fútbol y son los jugadores y su crecimiento deportivo lo que le importa de verdad.

Abordamos el tema principal que habíamos dejado esbozado semanas antes de manera directa preguntándole por los problemas que intuíamos tenía con algunos padres.

Lo primero que nos dice es que el tema con los padres es en general un tema complicado y que los problemas que tenían entonces con los padres es un tema que han dado por zanjado y que sus pensamientos están todos puestos en la temporada que viene. Apunta que muchos jugadores se han ido y que ahora están trabajando con los nuevos de cara a la temporada que viene.

Julio Mañas (C.D. Rivamar)Según nos explica Toño, del equipo del año anterior únicamente se van a quedar con cuatro jugadores. La pregunta inmediata es el porqué de esa marcha y su respuesta, lógica por otro lado, no aclara demasiadas cosas: habría que preguntárselo a los padres que han tomado la decisión de esa salida. Matiza: cuando entrenas a niños, los más importantes son los padres que los llevan y por eso, esa pregunta habría que hacérsela a los padres.

Cuando le preguntamos si se lo ha preguntado a los padres, su respuesta es que “cuando los padres quieren ser más protagonistas que los niños, pues no va bien”. Toño nos dice que el Rivamar es un club que lo han hecho para los niños y no para los padres y que quieren trabajar con los niños y eso sí, con la colaboración de los padres. Pero, abunda en la respuesta, es para los niños, para que jueguen, aprendan, se diviertan……..  pero los padres no sabe muy bien el motivo quieren acelerar los procesos, ir más deprisa de lo que a lo mejor es aconsejable y toman decisiones que no son buenas para los niños.

Cuando vuelvo a preguntarle nuevamente sobre los motivos de los padres para tomar decisiones nos habla de la dedicación suya y de los restantes técnicos en la formación y mejora de los jugadores. Del tiempo que destinan a enseñarles a jugar al fútbol, a adquirir conceptos futbolísticos  y a que aprendan cada día más. Finaliza la reflexión diciendo: ¿Qué los padres quieran todavía más?.... No lo entiendo. La verdad es que no lo entiendo. No llego a entenderlo

Le explico que yo tampoco y más después de ser equipo de primer año alevín, debutando en fútbol 11 y han sido campeones, ascendiendo de categoría. Además con jugadores que, y lo hemos dicho otras veces, tienen unos conceptos futbolísticos que no son habituales en chicos de su edad.

Julio Mañas (C.D. Rivamar)Toño se confiesa muy contento con la temporada realizada, nos dice que los objetivos que tenían los han cumplido y dice que desde el inicio de temporada pidió a los padres participación, entendiendo esta en el sentido de llevar a los niños y sobre todo no influenciarles a la hora de inmiscuirse en órdenes del entrenador. Nos habla de directrices y premisas y le comento que si hay alguna de ellas que puedan molestar a los padres.

Vuelve a referirse a los niños y como han resultado ejemplares en trabajo y comportamiento. Respetuosos, obedientes, felices. Entrenando a tope y resultándoles cortos los entrenamientos…..Con los niños fenomenal. Nos hemos llevado muy bien. El tema surgió con los padres, que entiende Toño, quieren ser los protagonistas ellos. A una de mis preguntas, me dice que al principio si que a veces daban los padres a los niños órdenes que podían ser distintas a las suyas, pero que eso se habló y quedó resuelto. Que lo entendieron perfectamente.

Toño dice, anteponiendo que lo mismo está mal que lo diga él, que este equipo es el que mejor juega de la liga según opinión generalizada de padres y técnicos de los otros equipos de su grupo.

Al iniciar la temporada tenían la duda de si meterle o no a fútbol 11. Toño parece, como muchos más técnicos de prestigio, ser partidario de  que los niños de primer año de alevín jueguen a fútbol 7, pero aquí en Madrid, parece que hay prisa por dar ese primer paso de manera rápida y a los padres, generalmente, les gusta que se inicien en el fútbol 11 lo antes posible.

Salieron con la intención de aprender, de adaptarse a las medidas del campo, y de tratar de quedar en mitad de la tabla sin que les metieran muchas goleadas.

Julio Mañas (C.D. Rivamar)Luego al salir las cosas muy bien y empezar a ganar partidos de manera habitual empezaron a ser más exigentes. Ya no les parecía bien que salieron jugando el balón por el riesgo que conllevaba. Temían que por arriesgar se perdiera el balón y se recibiera goles. No gustaba tanto toque. No asumían que no pasa nada si se pierde un partido y mucho menos si se pierde por una decisión errónea de un jugador. Los errores también permiten aprender y de los errores salen luego las posibilidades de mejora.

Él, como entrenador, podía haber pensado en ganar los partidos y buscar su propio beneficio. Sin embargo, para él, lo importante es que los niños tomen sus propias decisiones. Él está ahí para ayudar. Pero se muestra contento cuando ve que ante una situación de riesgo, el jugador trata de salir mediante pared y sin recurrir al pelotazo, algo prohibido en su equipo.

Toño Mañas nos habla de los posibles destinos de sus ya ex jugadores: Alcorcón, San Blas y mayoritariamente Covibar. Les desea suerte en sus nuevos destinos, pero piensa ya en el trabajo que está realizando con los benjamines que serán los que recogerán el testigo de primer año de alevines y que afrontarán ya en primera.

No habla más de los padres. Solo datos. Equipo muy goleador, poco goleado y que juega bien al fútbol y que tiene a los jugadores felices y contentos. ¿Qué más se puede pedir? Algunos padres se han ido antes de conseguir el campeonato. “Fíjate las prisas que tenían”.

Han terminado la liga jugando y ganando al tercero con cuatro benjamines. Porque las plantillas no son muy largas. Han tenido 20 benjamines y 14 alevines entre sus tres equipos.

Cuando le digo que el Covibar va a verse muy beneficiado de sus jugadores, dice que seguro, pero que en Rivamar, más que la importancia del jugador individual es el concepto de equipo lo que prima. No se puede hablar mal del compañero, ni insultar, ni recriminar los errores. Hay que animar, ayudar a solucionar los problemas que surjan. Independientemente de que se gane o se pierda. Eso sí, afirma Toño es muy exigente en los entrenamientos. Hay que divertirse, hay que disfrutar, pero hay que trabajar si se quiere conseguir algo.

Se queja después de las dificultades de captación de niños. No les dan escuelas no tienen equipos de base y su única solución es el boca a boca o coger a los descontentos de otras entidades.

David, Guille, Jandro, Oscar y Rayita son los alevines que van a seguir de la temporada pasada. Son los que han escogido quedarse. En el Rivamar, solo quieren a los que quieren estar. El que quiere marcharse puede hacerlo con total libertad. Ahora en Cotorruelo han estado ojeadores de todos los equipos preguntando por sus jugadores y eso en un orgullo para ellos. Como dice Toño al jugador que destaca no le faltarán equipos en cualquier categoría y la estructura del Rivamar está pensada solo para Julio Mañas (C.D. Rivamar)llegar hasta alevines. Dos equipo benjamines y otros tantos alevines y luego los chavales deciden su futuro con libertad. Pero eso sí, salen muy bien formados deportiva y humanamente hablando.

Por eso no entiende las prisas de los padres. Pero es volver a lo mismo y creo que está todo dicho.

Desde su experiencia profesional, Segunda y Segunda B, tiene claro que los que llegan a la élite es porque se lo merecen. Hay que tener sobre todo cabeza, trabajo, suerte, implicación….

Paco, Andrés y  Pedro son los técnicos ayudantes restantes del Rivamar un equipo que cree que es prioritario entrenar todo el tiempo con balón, que nos les falte un balón a los niños y que a la hora de pedir algo al Ayuntamiento, dice que en ningún campo de Rivas hay porterías móviles. De las que pueden desplazarse para hacer más grande o más pequeño el terreno de juego. Para Toño y aunque parezca una tontería, sería muy importante poder contar con ellas de cara a la realización de determinados ejercicios.

Es el momento para despedirnos, tras realizar la única petición material que desliza a lo largo de la entrevista, y tras desearle suerte para las temporadas venideras y felicitarle por el excelente trabajo que están realizando, nos despedimos de él hasta la temporada que viene.

 

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid
Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña