RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

ALBERTO CARDENETE
Entrenador
ADPI DE RIVAS
1ª REGIONAL

GREUCHI
Jugador
ADPI DE RIVAS
1ª REGIONAL

GAMBRA
Entrenador
C.D. COVIBAR
1ª REGIONAL

ADOLFO
Jugador
C.D. COVIBAR
1ª REGIONAL

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL - PRIMERA REGIONAL


ADPI DE RIVAS - 4
C.D. COVIBAR
- 4

Festival de goles y empate justo en el derbi

Después de haber vivido en la segunda jornada de liga la victoria del Adpi por 4-0 ante el CD Covibar, el que más el que menos esperaba que se repitiera la historia, al menos en lo que a triunfo de los morados se refiere. Entonces, al inicio de la temporada, creíamos que el factor derbi, mucho más arraigado entre los verdes, podía igualar la superior calidad que presumíamos en el Adpi.

Sin embargo el fútbol nos despertó. Ni derbi, ni trayectorias, ni nada que se pareciera. El Adpi dio entonces un repaso bastante importante a un equipo del Covibar en plena formación.

Pero el fútbol tiene cosas que se escapan de la razón y que ni los que entienden y mucho menos los que no tienen ni idea se pueden explicar. A este segundo derbi llegaban los del Adpi de líderes. Merecida y cómodamente instalados en la primera plaza. Muy atinados en el ataque y sobre todo extremadamente firmes atrás. Solo habían encajado 13 goles en 17 partidos. Además, su entrenador Alberto Cardenete podía hacer por primera vez en la temporada una convocatoria. Una sucesión de lesiones, la mayoría graves le habían obligado a tirar del equipo B en alguna ocasión y siempre jugaban los que estaban disponibles. Ahora con dos nuevas incorporaciones, Pirri y Greuchi, y las recuperaciones de Armando, Gonzalo, Chus o Sevi, dejaban al entrenador del Adpi con el privilegio de escoger a los más adecuados de cara al partido.

Todo lo contrario le pasaba a José Gambra. Con una plantilla muy pareja y casi sin bajas hasta hace poco, dejaba fuera semana si y semana también a jugadores que se esforzaban durante los entrenos, pero que no podían entrar en el grupo de los 16 escogidos. Desgraciadamente para él, las lesiones le llegaban de golpe y además a titulares fijos como Estella, Jason, De Lucio o Sanavia. Tenía que completar la lista con dos juveniles y para colmo de males llegaba al derbi con cuatro puntos sobre el descenso y tras una derrota ante un rival directo al que se le había ganado en la primera vuelta.

Así las cosas daba comienzo el partido y se situaba el Adpi a favor de aire. Con el viento y con el resultado a favor se encontraba el equipo de Santa Ana en los primeros cinco minutos de partido. Una escapada de Greuchi por la derecha, la culminaba con un remate cruzado ante el que nada podía hacer Adrián, guardameta de Covibar. Era el 1-0 y el peor escenario en el que se podía encontrar un equipo con urgencias como el de José Gambra.

Tuvo suerte de que igualó rápido. Fue una jugada trenzada que culminaba Alex para empatar el partido después de haber pasado tres minutos escasos desde el gol inicial.

Otra de las cosas que hacen del fútbol un deporte único e inesperado en su resolución. La habitualmente segura zaga del Adpi dio todas las facilidades que no había dado a lo largo de la temporada, e incluso Pablo Mancheño, que es un seguro en la portería cometía un error, quizá debido al viento, que permitía a Chalup en el minuto 20 adelantar al Covibar y llevar la sorpresa al Estadio. El equipo más débil, con el aire en contra, se colocaba por delante.

No cambiaron ni unos  ni otros la forma de juego. El Adpi hizo lo que hace siempre, en cada uno de los partidos, que es tratar de llevar el peso del partido y dominar el juego en la zona ancha. Tenía en Carlos y Pirri a dos baluartes con clase en la zona media, pero en el Covibar estaba Adolfo, que hizo un partido de escándalo, que bien secundado por Carrasco, Alex , Fernando o Aitor, les llevaba por la calle de la amargura y les tenía más pendientes de frenar el despliegue de los del Covibar que de generar fútbol para los suyos.

Llegó el empate rebasada la media hora de juego. Una falta desde la banda derecha del Adpi, la lanzó con su pierna izquierda Corella y se supo hacer ayudar muy bien por el viento y por Adrián, que para no ser menos que su colega del Adpi, también erró, o eso creo yo al menos, en la jugada del empate.

Un buen gol fue el tercero del Covibar que llegó en el 38 del primer tiempo. Carrasco filtraba un pase a Fernando y este cruzaba por bajo ante la extrañeza de los jugadores morados que no se podían creer que volvieran a estar por detrás en el marcador.

Se retiraron al descanso, empeoró, y eso era difícil, el tiempo y se iniciaba la segunda parte con el aire ahora ligeramente a favor del Covibar. Menos de diez minutos tardó el Adpi en empatar el partido. Fue como consecuencia de un penalty absurdo, claro y evitable de Adolfo, que hizo lo que se suele hacer en cada córner y en cada área: empujar a un contrario. Lo malo para él es que el árbitro le vio. Transformó el penalty Alex y volvía a dejar las tablas en el partido.

Volví a creer en la victoria del Adpi cuando nuevamente Corella se encontraba un balón en la parte central del área y el zurdo del Adpi incrustaba el balón en la puerta de Adrián. Digo que creí en la victoria, porque supuse erróneamente que los de Gambra se vendrían abajo. Nada más lejos de la realidad. Con un juego de entrega total, con ese plus que tenían ellos que vivían más profundamente el derbi, reaccionaron y llevaron alguna jugada peligrosa al área local. El empate lo consiguió Rafa Castillejos que diez minutos antes había entrado por Chalup. Peleó un balón con los centrales del Adpi y las dudas de estos permitieron a Rafa, en posible falta, robarles la cartera y batir por bajo a Mancheño para situar la igualada definitiva.

No se merecía ninguno de los dos equipos perder un partido así. Por el esfuerzo desarrollado y por la entrega de los 28 que estuvieron en el césped, fallos al margen, no hubiera sido justo que nadie se marchara con el amargor de la derrota.

El partido fue de los que no suelen gustar para nada a los entrenadores, por el desorden que hay en cuanto a juego y colocación y de los que los disfrutan los espectadores por la emoción, las alternativas y los goles.

Los que no encajaban goles recibieron cuatro y los que no marcaban tantos lo hicieron en cuatro ocasiones. Fútbol es fútbol que diría el recordado Boskov.

Por el Adpi, el capitán Alex fue de los mejores. Greuchi de más a menos y correctos y trabajadores Pirri y Carlos. El mejor del equipo fue Corella.

Por el Covibar, soberbio Adolfo. Muy bien pese a todo Borja y Malik, un juvenil que refrendó todo lo bueno que ya le habíamos visto en su categoría. Alex, Aitor y Carrasco  trabajaron como posesos para el equipo. Raúl arriba y abajo sin parar.

En resumen, partido de los que hacen afición y me quedo con una frase que oí a los jugadores del Covibar al finalizar el partido: jugando así, podemos ganar a cualquiera. Lo suscribo, pero hay que hacerlo y no dejarlo solo para los derbis.

 

Adpi Rivas: Mancheño, Piñana, Chus, Richi, Rulo; Pirri, Carlos, Greuchi, Borja, Corella y Alex.

Sevi entró por Greuchi y Gonzalo por Piñana.

 

 

CD Covibar: Adrián, Marrón, Malik, Borja, Raúl, Adolfo, Carrasco, Fernando, Alex, Aitor y Chalup.

Isra, Rafa y Sengan entraron por Carrasco, Chalup y Fernando.

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña