RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

ALFREDO ÁLVAREZ
Entrenador
C.D. Covibar "B"
3ª CADETE

DAVID IGLESIAS
Jugador
C.D. Covibar "B"
3ª CADETE

MIGUEL
Entrenador
Escuela FRV "A"
3ª CADETE

JOAQUIN
Jugador
Escuela FRV "A"
3ª CADETE

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL 3ª CADETE

C.D. COVIBAR "B" - 2
ESCUELA DE FÚTBOL R.V. "A" - 1

En un partido igualado, el toque se impuso a la pegada

Decía Julio Indiano el pasado martes en nuestra emisora que el equipo cadete B de Covibar era un magnífico equipo con mucha calidad y jugadores pequeñitos y que su estilo se asemejaba, salvando y mucho las distancias, al del Barcelona o al de la Selección española.

No anda descaminado el director técnico del Covibar, aunque cuando le traslado la citada afirmación al entrenador del equipo, Alfredo Álvarez, no puede por menos que sonreír abiertamente y afirmar que lo que si es cierto es que no le gusta que sus chicos jueguen al patadón.

Se enfrentaban dos estilos perfectamente diferenciados. La Escuela de Rivas se caracteriza por poseer mucho gol. Tanto, que muchas veces no le hace falta ni jugar extremadamente bien para ganar los partidos. Le basta con surtir de buenos balones a Iván o Pipo. Luego este se encarga de materializarlos en gol. Para ello cuenta con un aliado excepcional: Mini. Este se entiende a la perfección con el punta y además de jugar y hacer jugar a su equipo, le ve y le adivina los desmarques surtiéndoles de balones de gol en muchas ocasiones. No es lo único que tiene La Escuela. El equipo en su conjunto es de notable alto, ahora bien, justo es reseñar que esas dos individualidades citadas, tapan en ocasiones muchas de las carencias de las que adolecen el resto de jugadores.

El Covibar, por su parte, no tiene un goleador tan definido como su rival. Lozano marca goles y lo hace bien en punta y Carlitos, que pasó casi desapercibido en su etapa infantil tras dos años en alevines espectaculares, parece estar de vuelta y ser ese jugador que a mi personalmente me tenía encandilado con su desparpajo ante los defensores rivales. Le he visto mucho mejor en cadetes de lo que le ví en infantiles. Al no tener tanto gol, tienen que elaborar mucho más las jugadas. El equipo es pequeño, pero está muy compensado. Los porteros están bien los dos. En defensa destaca Mamadou, un jugador muy fuerte físicamente y excelentemente dotado técnicamente. En el centro del campo brilla con luz propia David, madridista convencido que tiene en el barcelonista Xavi Hernández a su ídolo. Lo cierto es que su juego tiene algún parecido interesante. En ataque lo citado anteriormente.

El partido lo han afrontado los del Vivero con la baja de Mini, que estaba en el banquillo con un gripazo tremendo. Esa ausencia y un exceso de confianza por creerse superiores les ha llevado a ir toda la primera parte a remolque. Han jugado mucho mejor los de Covibar que se han adueñado de la parcela ancha y han servido de buenos balones a sus delanteros, mientras que Pipo en La Escuela era mero espectador al no recibir ningún balón en condiciones. Borja se multiplicaba tratando de conectar con sus atacantes, pero no tenía fuerza para robar y llegar con lucidez arriba. Raúl y Andrés bregaban y trabajaban mucho para los locales. David ponía la pausa y la calidad en el juego y Molina se erigía como el jefe del centro del campo. Lozano y Carlitos incordiaban a los defensores visitantes.

En el minuto 12 del primer tiempo llegó el 1-0. Andrés se aprovechó de un balón que se había quedado suelto en el área y remató de manera  espléndida sin que Rodrigo pudiera hacer nada por evitar el gol.

Lejos de conformarse, los locales siguieron atacando sin que los de Miguel pudieran hacer nada para controlar el partido. El marcador era justo y si algún equipo merecía ganar era el de casa. En la Escuela, la defensa estaba bien, pero una vez que llegaba el balón al centro del campo, se perdía toda capacidad creativa y morían allí los intentos de los de fuera por progresar. Cuando recuperaban bola los locales salían a la contra con rapidez y buscaban la velocidad de los delanteros. En una jugada de estas llegó el segundo gol. Un error defensivo en el despeje de un balón, permitió a Lozano avanzar y ante la salida de Rodrigo batirle con calidad por bajo. Era el minuto 35 y así, con 2-0, se llegó al descanso.

En el segundo tiempo el entrenador de La Escuela dio entrada a Mini y Jorge. El partido cambió de decoración. El Covibar siguió jugando bien, pero su dominio ya no era tan intenso como en la primera parte. Además Pipo empezó a gozar de ocasiones. La primera se fue a córner. La segunda, en el minuto 20, la convirtió en gol en un remate ante el que nada pudo hacer Aitor. Mientras tanto Jorge desaprovechó dos  ocasiones, especialmente una en la que remató al lateral de la red cuando parecía sencillo hacerlo a puerta.

También tuvo ocasiones el Covibar. Las mejores un doble remate a los palos en la misma jugada, el primero de ellos a cargo de Castillo que hubiera podido sentenciar.

Con el marcador apretado se llegó al final y pudo haber empatado Pipo en una jugada en la que se quedó solo delante de Ismael, que había salido por Aitor y que entre el portero y la suerte evitaron el gol del empate que a lo mejor tampoco hubiera sido totalmente injusto. En cualquier caso, choque de estilos, de generaciones cadetes, segundo año los visitantes y primero los locales y buen partido de los que hacen olvidar el frío y el madrugón y pasar un buen rato en un partido muy deportivo en que se mostraron algunas tarjetas amarillas, casi todas correctamente señaladas, pero con un comportamiento exquisito por parte de vencedores y vencidos.

Los mejores de La Escuela fueron Rodrigo, Joaquín, David, Mini, pese a jugar al cincuenta por ciento y Pipo. Notables todos en la segunda parte y suspenso general en el primer tiempo

Por parte del Covibar dónde todos merecen el notable,  destacaron Aitor e Ismael en la portería, Castillo, Mamadou, Guille, Molina y Sergio. David fue el mejor de los dos equipos.  

 

CD Covibar B: Aitor, Castillo, Mamadou, Dani, Guille, David, Raúl Martínez, Molina, Andrés, Lozano y Carlitos.
En el primer tiempo Yeray entró por Dani lesionado. Luego en la segunda parte Sergio entró por Andrés, Raúl Iglesias por Carlitos, Christian por Lozano e Ismael por Aitor

 

 

Escuela Rivas A: Rodrigo, Gil, Rony, Joaquín, David, Miguel, Borja, Rumenov, Adrián, Pipo, Alfredo.
En el descanso entraron Mini y Jorge por Alfredo y Miguel

 

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña