RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

-

-

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL 2ª JUVENIL

ESCUELA DE FÚBOL R. V. "A" - 7
ADPI DE RIVAS "B" - 2

La Escuela goleó con claridad a un Adpi sin alma.

No es la primera vez que pasa esta temporada y seguro que no será la última. Muchas veces viendo los partidos en cualquier categoría me pregunto que pretensiones pueden albergar los que están participando en ellos.

Este domingo a las 14 horas me pasó por última vez. Dentro de los derbis ripenses, procuro “perderme voluntariamente” aquellos que pueden ser más desequilibrados por un motivo sencillo. No me resulta agradable glosar las excelencias de un equipo cuando enfrente hay otro que es sensiblemente inferior. Me gusta, aunque no siempre sencillo conseguirlo, el ver partidos disputados, con ilusión, con ganas y con entrega. Luego el acierto y la calidad suele desequilibrar los choques. Ejemplo claro de este tipo de partidos el del sábado en  cadetes en Santa Ana entre dos equipos de estas mismas entidades. Ganó La Escuela pero el Adpi hizo frente en todo momento con todas las armas de las que disponía.

Este domingo me “perdí queriendo” un partido porque estimaba que había mucha diferencia entre unos y otros. El resultado final no me dejó en mal lugar. Ganó el anfitrión por un contundente 8-0. Escogí por el contrario otro partido en el que pese a que los locales eran superiores sobre el papel, esperaba ver mucha más oposición entre los que salieron derrotados. Al descanso del partido me fui. El resultado era lo suficientemente claro como para saber que estar desde las 15 a las 16 horas viendo el partido y renunciar a una comida familiar, no era la mejor de las ideas.  ¿Qué interés podían tener en ver la segunda parte de un partido en la que uno de los equipos contendientes habían decidido “estar de campo” que no en el campo, en lugar de compitiendo?

El equipo juvenil A de La Escuela partía como favorito en el partido. Alguno de sus jugadores es de tercer año de juveniles y en calidad superaban ampliamente a sus rivales del Adpi. Físicamente también estaban más hechos. Excusas suficientes para justificar una derrota, si en el campo se hace todo lo posible por evitarla, pero que no sirven de nada si la oposición que se hace es la misma que puede oponer un corderillo a una manada de lobos.

El deporte en general y el fútbol en particular tienen, como cualquier otra actividad que uno desarrolla, que gustarte lo suficiente como para entregarte a su práctica o………dejarlo. No se que es lo que sentiría Ricardo Segura, entrenador del equipo en el banquillo ante la actitud de sus jugadores en esa primera parte. Me lo pareció en directo, pero es que viendo luego las lamentables fotos que cámara y fotógrafo sacamos sobre todo por la luz que había en el frío domingo de enero, me reafirmaron en la idea inicial. Jugaban once contra once, pero parecían 18 contra 4. Muy mal y me duele decirlo, pero más todavía callarlo.

La Escuela salió a jugar y sin esforzarse a tope hizo un roto al Adpi. Se llevarían cinco minutos escasos cuando en la primera arrancada seria de los del Vivero se presentaban delante de Cubero. Le hacía Pedro una vaselina y Adrián que llegaba en segunda línea, solo, remató en escorzo de cabeza el primer gol de su equipo.

El segundo lo consiguió el propio Pedro. Llegó por la derecha y cruzó duro al palo contrario.

Los goles tercero y cuarto llevaron la firma de Miguel. En el tercero colocó con elinterior de su pie izquierdo el balón junto al palo derecho de Cubero. En elcuarto remató con dureza desde el borde del área.

El quinto lo consiguió Juanan, pero todo el mérito correspondió a Cristian. Entró por banda izquierda, solo totalmente, levantó la vista y cuando vio que salía Cubero a tapar, le regaló el balón para que Juanan lo empujara casi bajo palos sin oposición.

El último de la media docena de la primera parte lo firmó el propio Cristian. Empaló perfectamente con su zurda un balón recibido a media altura y lo incrustó en las redes. En todos los goles, Cubero estuvo vendido.

Los motivos facilísimos. Si se sale a jugar con defensa adelantada y no se presiona a los centrocampistas que tienen el balón, como estos tengan la más mínima calidad y delanteros rápidos, el roto es histórico. Eso pasó el sábado. Miguel, Adrian, Juanan o cualquiera que estuviera en la zona ancha recibían con comodidad. Mandaban pases precisos y Moisés, Pedrito o Cristian hacían el resto.

Parece ser que en el descanso, en el propio campo, Ricardo les haría ver los errores que estaban cometiendo y la segunda parte fue distinta. Al menos compitieron y se hicieron con el parcial por 1-2  con goles de Punzón en dos ocasiones y de Gaby para La Escuela y  con un resultado final de 7-2, pero para entonces ya tenía escrita en la mente esta crónica y los partidos hay que afrontarlos durante los noventa minutos que duran y no solo después de ser arrollados sin tratar de hacer frente al rival.

Del Adpi está todo hablado. De La Escuela, repito lo de siempre que veo a estos jugadores y a este equipo. ¿Cómo es posible que no vayan primeros y destacados en su grupo de segunda juvenil?. Me temo que cuando encuentren la más mínima oposición se rendirán o no tendrán el suficiente compromiso con el entrenador y con el club. Con el equipazo que tienen y la calidad individual que atesoran, algo falla. No se puede estar a siete puntos de los primeros. Tienen equipo para ascender de calle y deberían hacerlo

 

Escuela de Fútbol A: Marcos, Oscar, Champán, Alex, Villa, Miguel, Juanan, Moisés, Adrián, Cristian, Pedro.
Entraron en la segunda parte Juan, Aitor, Juan Carlos, Gabi y Dani

 

 

Adpi Rivas B: Cubero, López, JL, Sánchez, Doblado, Diego, Fernando, Ernesto, Varela, Alvaro y Punzón
Nacho y Chavi jugaron la segunda parte

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña