RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

MIGUEL
Entrenador
Escuela FRV cadete A

IVÁN
Jugador
Escuela FRV cadete A

JESÚS CAÑAS
Entrenador
Pqe. Ste. cadete A

GÓMEZ
Jugador
Pqe. Ste. cadete A

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FÚTBOL 3ª CADETE

ESCUELA F.R.V. "A" 3 – 3 PARQUE SURESTE

Lo que son las cosas y la percepción que tenemos de ellas.

Es curioso el mundo del deporte y el del fútbol en particular. Si antes de empezar el partido que enfrentaba a los equipos cadetes, ambos de segundo año, de La Escuela de Fútbol de Rivas y del Parque del Sureste les hubiéramos preguntado a los respectivos  entrenadores sobre si hubieran firmado el empate, estoy seguro de que Miguel, entrenador de La Escuela, lo hubiera hecho a ojos cerrados y Cañas, técnico del Sureste, no se hubiera conformado con el solitario punto.

Cuando finalizó el partido con igualada a tres goles, los del Vivero, estaban con la sensación de haber perdido dos puntos, mientras que los del Parque Sureste, lo celebraban incluso, creo, con exceso, como si terminaran de adjudicarse la Copa del Mundo.

¿Qué había pasado para llegar a ese final tan poco esperado? Pues el fútbol que es juego en el que intervienen muchas variables y condicionantes y si en el fútbol profesional te encuentras de cuando en cuando con sorpresas, en el modesto de cantera, pasa otro tanto. Nadie sabe lo que va a pasar y cuando va a pasar.

El partido de hoy enfrentaba a dos muy buenos equipo de fútbol. Tras disputar las seis primeras jornadas, los del Parque Sureste llegaban con un palmarés inmaculado. Habían ganado los seis partidos, habían marcado 32 goles y encajados solo cuatro. Era un poco peor el de La Escuela. Cuatro victorias y dos derrotas. Más goleador todavía que los visitantes con 36 tantos en los seis partidos. Eso sí, en defensa poco fiables. Habían encajado 18 goles con alguna derrota sonada como  una por 6-8 como local.

Vistas así las cosas, no era extraño que el pronóstico fuera en principio favorable a los visitantes que mostraban mucha más regularidad y sobre todo seguridad defensiva.

Cuando empezó el partido, tras unos minutos de tanteo, el Parque Sureste comenzó a dominar territorialmente. Llegaba al área contraria y sin demasiada puntería iba creando alguna que otra ocasión que o bien se le marchaban fuera o el meta Raúl, que estuvo muy acertado durante todo el partido, paraba o desviaba según  las circunstancias.

Así discurría el partido hasta que en el minuto 20 del primer tiempo Sergio Gil interceptaba un balón adelantándose al jugador del Sureste que trataba de recibir, sirvió un balón al pichichi de la categoría, Iván o Pipo, que es como le llaman muchos de sus compañeros y este, con la naturalidad de los buenos goleadores, se fue en un palmo de sus marcadores y mediante vaselina superó a Rafa que iniciaba la salida. Era un gol y nadie le dio más importancia que la que tenía. Los visitantes lo encajaron como un accidente y los locales se vieron refrendados en su esfuerzo, recompensados en el trabajo y multiplicaron si cabe la intensidad que estaban dando al partido.

La “frágil” defensa que parecían tener se convirtió en un muro y perfectamente liderados por Dani Martín atrás y Borja en el centro del campo, comenzaron no solo a parar las embestidas visitantes, sino a gobernar el partido e incluso a dominar tanto como los de Cañas.

Así, con el 1-0 se llegó al descanso. Me imagino lo que los técnicos de uno y otro equipo dijeron a sus chavales. Cañas les diría que apretaran más, que seguro que se remontaba y Miguel y Agustín les harían ver a los suyos que si seguían trabajando con ganas, se podía mantener el resultado.

El segundo tiempo se inició con una salida en tromba del Parque que se vio sin embargo frenado con mucha seguridad por la defensa y el portero local. Hubo ocasiones, pero seguían sin ser transformadas por uno u otro motivo. Así se llegó al minuto 18 de la segunda parte. Se coló Adrián por la izquierda hasta la línea de fondo. Realizó un jugadón y pasó atrás para que recibiera Iván. El goleador de La Escuela recortó y remató con la derecha el segundo gol.

La sorpresa parecía confirmarse y cinco minutos después se sumaba un nuevo motivo para pensar en ella. Un derribo claro sobre Iván lo señalaba el árbitro como penalty. La indudable pena máxima la convertía con clase Dani Martín en el 3-0.

Ahí, creo yo, empezó su declive La Escuela. Tanto en el campo como en el banquillo, comenzaron a jugar en función del marcador. Quizá sin apenas darse cuenta dieron un pasito atrás y comenzaron a tratar de dejar pasar el tiempo. Cinco minutos pasaron hasta que Trujillo agarraba un buen balón en el área y de un disparo cruzado a media altura acortaba distancias cuando solo restaban 11 minutos para terminar el partido.

La suerte, caprichosa, también se quiso unir a la fiesta. Un ataque del Parque era controlado defensivamente con efectividad a cargo de la defensa local, pero el último despeje caía en las botas de Richard que desde el borde del área conseguía el 3-2 cuando restaban algo menos de ocho minutos para el final.

Con un equipo encorajinado y el otro atacado ya por los nervios se entraba en los últimos minutos del partido. Cañas recibía un balón en el área, hacía dos recortes y de disparo por alto empataba a tres el partido cuando faltaba poco más de un minuto para el final. Era el resultado aceptado por todos con felicidad o resignación, pero en los dos casos con satisfacción. Los locales por conseguir empatar a alguien que lo había sumado todo y los visitantes por ser capaces de recuperar un punto de los tres que ya estaban más que perdidos.

Nos gustó mucho La Escuela. Concentrados y a tope, no deben de tener miedo a nadie, pero tiene que tratar de ser regulares durante los ochenta minutos.

Los mejores dentro del excelente tono general fueron Raúl, Dani Martín, Borja, Adrián, Andrés, Sergio Gil e Iván.

Del Parque del Sureste, que estuvo demasiado confiado y eso le puede pasar factura el día menos pensado, me gustaron especialmente Gómez, Gonzalo, Trujillo y Cañas. Los cambios, especialmente Richard y Diego le dieron también un plus importante en la remontada.

 

La Escuela de Rivas A: Raúl, Gil, Martín, Dani, Andrés; Borja, Mini, Miguel; Adrián, Pipo y Bonete.
Jugaron en la segunda parte Carlos, Rumenov, Joaco y David.

 

 

Parque Sureste A: Rafa, Cristian, Andrei, Olmo, Gómez, Aitor, Gonzalo, Trujillo, Cañas, Pablo y Robin.
Entraron en el segundo tiempo Sánchez, Mounair, Richard, Sergio y Diego

 

 

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña