RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

no hay entrevistas de audio

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las entrevistas de los martes en “Oye... ¿Cómo van?” (29-11-11)

Hipólito Cubillo, Poli, atleta, ciclista e historia viva del deporte en Rivas Vaciamadrid

Hipólito Cubillo, Poli, acaba de cumplir 67 años y lleva toda la vida dedicado al deporte. Comenzó hace más de 40 años para prepararse para entrar en el cuerpo de bomberos y desde entonces hasta ahora no ha dejado de competir, de entrenar y de estar vinculado al deporte.

Poli dedicó los primeros 20 años de su carrera deportiva al atletismo. Luego empezó a compaginarlo con el ciclismo y finalmente, ahora, se dedica casi exclusivamente al ciclismo, dentro de la categoría de veteranos en el tramo comprendido entre los 60 y los 70 años y pese a ser de los mayores dentro del tramo, todavía les “moja la oreja”  a sus rivales como se dice coloquialmente hablando.

El año pasado dice que tuvo “suerte” y que pudo ganar el campeonato de ciclismo en línea y contrareloj dentro de la categoría de policías y bomberos. Se cuida como un campeón aunque dice que no se dopa, ni se ha dopado, ni que se lo aconseja a nadie.

Relatar su palmarés es complicado. Dudo incluso de que lo tenga todo en la memoria e incluso anotado,  aunque dice que lo que más ilusión le hizo fue ser subcampeón de España absoluto en 1500 metros, primero en Valencia al aire libre y luego en Anoeta en pista cubierta.

Lleva más de 25 años viviendo en Rivas y desde el primer día se puso a trabajar por el deporte. Formó un grupo de atletismo en el colegio el Olivar y entrenando donde podían, especialmente en el Parque de Asturias, llegó a tener a una treintena de atletas entre chicos y chicas, sin tener ninguna instalación adecuada.

Luego y tras muchos años de esfuerzo y trabajo creó la Escuela de Atletismo. No tenían club y los tenía que llevar a competir a través de clubes de Arganda o Coslada, hasta que Covibar se involucró en el tema y creó su sección que todavía pervive y va a más lógicamente.

Ahora cuando ve las pistas, las equipaciones  y los medios con los que cuentan en la actualidad, siente una mezcla de envidia sana y satisfacción. Envidia por no haber podido contar él en su día con estos medios y satisfacción porque afortunadamente, gente como su hijo David o Paco PInardo entre otros, trabajan ahora y de alguna manera recogen los frutos que el sembró.

Porque afirma que materia prima la ha habido siempre. El ya tuvo un grupo de chicas en alevines que quedaron campeonas de Madrid de cross. En pista cubierta cita a Marta,  a Verónica o en chicos a Sergio Vallejo. Todos ella/os han sido campeona/es de Madrid y son solo unos ejemplos.

Dice que el atletismo es un deporte muy duro y que cuesta mucho hacer un buen equipo. Pese a ello, actualmente en el club, hay un grupo de 80 atletas entre chicos y chicas de un nivel ciertamente bueno. No quiere personalizar, pero termina deslizando el nombre de Miguel Castillejos, del que confiesa que es su ojito derecho por la calidad que tiene y por la predisposición que muestra a entrenar y hacer todo aquello que se le exige para mejorar.

Para Poli, lo más duro del atletismo es tratar de conseguir metas antes de tiempo. Hay que empezar como si fuera un juego y luego cuando se llega más arriba ir afrontando las exigencias que vayan llegando. Compaginar esas exigencias con los estudios es lo más complicado.

Los desplazamientos se hacen o bien en autobús, o en los coches de los padres. Para estos también tiene palabras de agradecimiento. Aunque expone que hay alguno que deja a sus hijos y se olvida, la mayor parte de ellos se implica a fondo, va a las competiciones y colaboran en lo que pueden.

Poli empezó a hacer ciclismo en el año 1989. Seguía haciendo atletismo y tuvo unos problemas en la rodilla que no lograron solucionar los médicos ni los fisios y empezó a hacer bicicleta porque los dolores que sufría en la rodilla al correr, no los padecía al pedalear. Eso le fue bien, estuvo un año haciendo bici y se pasó al duatlón. Fue noveno en Rivas y primero en su categoría. Ganó el campeonato de Madrid en Tres Cantos y luego el campeonato de España de bomberos en Murcia y el tercer puesto en el absoluto en Palma de Mallorca.

Ya con la selección de policías y bomberos ganó tres medallas de oro en Quebec en unas olimpiadas. Después otras dos en Vancouver, además de Indianápolis, Adelaida en Australia…….en todas ellas consiguió alguna medalla de oro.

Poli entrenaba cinco días a la semana durante muchas horas. Ahora se está planteando el dejarlo. De hecho por problemas de fechas no acudirá a la olimpiada de Nueva York y tiene decidido que el campeonato de España del año que viene será su última competición.

Cuando deje la competición, no dejará de entrenar. Saldrá con la bici sus tres o cuatro días por semana a hacer 80 o 90 kilómetros diarios.

Su mujer es su mayor y mejor apoyo. Hay que tener una mujer que comprenda tus aficiones y que sepa ser cómplice a la hora de apoyar. Como dice Poli hay que tener una buena mujer en casa que comprenda lo que haces y porque lo haces. Poli ha intentado llevar a su mujer a todas las competiciones que ha podido cuando ha salido fuera de Madrid para compartir con ella los buenos y malos momentos pasados.

Siempre ha habido mucha competencia en veteranos. Eran muchos los que participaban y ahora ha dejado de participar porque hay muchos jóvenes que marcan un ritmo que es in asumible para ellos.

El deporte le ha servido para hacer muchos y muy buenos amigos. Para él es un motivo de orgullo cuando en cualquier lugar de Madrid, jóvenes o no tan jóvenes le saludan porque le recuerdan como atleta, como ciclista o como entrenador. De muchos ni se acuerda.

La labor de un entrenador, no es solo entrenar sino estar pendiente de las necesidades de los chicos, de que se abriguen, de que se cuiden. Como le dicen algunos, además de ser un entrenador, ha sido un padre para muchos de ellos.

Además del Estadio de Atletismo, para el crecimiento de este deporte en Rivas, lo más  importante en el futuro sería que hubiera gente que se involucrara en el tema.

Le pregunto finalmente por el mejor recuerdo que tiene en el deporte. Es la única vez que le veo sinceramente emocionado y no habla de medallas ganadas con su esfuerzo. Sin dudar dice que el mejor recuerdo es en unas olimpiadas escolares que le hicieron un regalo los chavales y corearon su nombre al unísono en el Estadio de Atletismo.

El peor recuerdo, aparte de las lesiones de algunos chavales,  también lo relata sin dudar y es en una de las salidas que hacían por los caminos que iban a Vicálvaro  para entrenar, que se despistaron dos chicas y el tiempo que tardaron en volver a encontrarlas lo pasó francamente mal.

Eran las últimas impresiones de una persona a la que si se quisiera entrevistar a fondo y en profundidad se podrían llenar horas y horas de programación. Su vida deportiva piensa dejarla aparcada este próximo año. Seguro que lo hace con algún nuevo éxito. Es un campeón en las pistas y lo seguirá siendo fuera de ellas.

 

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña