RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

no hay entrevistas de audio

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las entrevistas de los martes en “Oye... ¿Cómo van?” (08-11-11)

José Luis Sirera presidente del Club de Ajedrez de Rivas y Eva, Darío, David, Luismi e Issakha jóvenes jugadores del Club

Lo primero que tratamos de aclarar con José Luis Sirera es la catalogación que podemos darle al ajedrez. Le pregunto si es deporte o actividad y él añade un calificativo más al decir que puede ser actividad, deporte e incluso arte.

Llega rodeado de jóvenes ajedrecistas. Si excluimos a Luismi que tiene 16 años, los restantes jugadores que nos acompañan en el estudio son Eva, Darío, David e Issakha y todos están entre 6 y 7 años

Según nos comenta José Luis, no resulta complicado para los niños de estas edades e incluso más pequeños aprender a jugar al ajedrez. No para realizar partidas de gran calado, pero si para empezar a disfrutar de la práctica de este juego.

José Luis afirma que ese componente de juego que tiene el ajedrez, es lo que les ayuda a conseguir que niños pequeños se enganchen de alguna forma a esta actividad. Ya advierte que no es peyorativo lo de juego y que es simplemente un componente más, capaz de ser cómplice de los profesores a la hora de promocionarlo.

Además el ajedrez es muy educativo. Cuando cuenta casillas para saber las que le quedan para coronar un peón, están haciendo sumas y restas. Practican la geometría al saber como y de que manera se mueven las diferentes fichas e incluso nos comenta José Luis Sirera que hay un estudio que  dice que  el jugar al ajedrez les ayuda incluso en la lectura.

Darío lleva dos años jugando al ajedrez y empezó según dice porque su padre era profesor del juego. En su cole comparte afición con David e Issakha.

 

 

 

David lleva el mismo tiempo que Darío jugando al ajedrez. Lo que más le gusta es hacer jaques y su rival más duro es Darío. Gana más veces Darío que David, pero dice David que de vez en cuando le gana y que cuando lo hace siente una gran emoción.

Ninguno de los dos dice en el colegio que practican el ajedrez y cuando les pregunto que porque no lo dicen, aseguran que es porque en el cole no hay tableros.

David también juega al fútbol y le gusta mucho, pero el ajedrez es su principal ocupación.

Issakha es el que menos tiempo lleva jugando, un solo año. Quizá por eso es el que, según confiesa, pierde habitualmente cunado se enfrenta a David o Darío.
Eva es la única chica de nuestros invitados de hoy. Tiene algunas amigas que también juegan al ajedrez, empezó a jugar a través de su padre y lleva desde los cinco años jugando. Como sea que tiene siete está en el grupo de los otros invitados de edad similar.

 

Luismi tiene 16 años y lleva cinco o seis años jugando. Empezó a jugar por que le atraía la posibilidad de resolver como enigmas. No tenía ningún antecedente familiar y aunque no se acuerda muy bien, dice que recuerda que sus padres se sintieron sorprendidos cuando les dijo que quería jugar a este deporte.

Le apoyan totalmente y le acompañan a torneos en los que participa. Nos habla de la importancia del silencio y la concentración a la hora de afrontar el juego. Dice que si hay una conversación mientras se juega, que sin darse uno cuenta se centra en escuchar lo que se está hablando y no en la partida en si.

El Club de Ajedrez de Rivas lo montaron un grupo de amigos con una afición común que es jugar al ajedrez. El Ayuntamiento de Rivas les cedió un local dentro del Polideportivo Cerro del Telégrafo y son 20 personas las que componen el “núcleo duro”. Luego entre cincuenta y cien son los que forman el club como socios.

El mayor problema que tienen es darse a conocer y crear una base joven de practicantes. Nos habla de que no solo forman jugadores, sino que también forman profesores. Es lo que se llama la endogénesis o crecimiento interno. Es el caso de Luismi que además de jugar ya da clases a niños pequeños, porque son varios los colegios de Rivas los que tienen el ajedrez como actividad extra escolar y allí están los del Club para tratar de iniciar en la actividad a jóvenes practicantes y también dan algunas clases especiales en la Casa de las Asociaciones.

Están integrados en la liga madrileña y participan unas treinta personas. Habitualmente juegan los mayores y chavales que ya han cumplido los catorce años.

Después y cuando le pregunto si los jugadores una vez que adquieren nivel siempre ganan los mismos, me sorprende a mí mismo, cuando afirma que dos jugadores que acudan juntos a clases tienden a tener el mismo nivel y me sorprendo más todavía cuando asevera que en el ajedrez de alto nivel, es mucho más importante la técnica que la improvisación. Hay que manejar muy bien ciertas técnicas y la intuición sirve para el plan general de una partida, pero no para lo que él llama “detalle fino” que se llama tácticaen una partida.

Así que y acotando un poco más el tema, dice que la improvisación tiene poco espacio, y si tiene algo más la intuición y sobre todo la imaginación. La precisión, la técnica, la táctica ya son mucho más importantes.

Los deportistas que nos acompañan hoy, dedican un par de horas a la semana a jugar. Luego en su casa también juegan. David le gana siempre a su madre, Darío a su padre, Eva también le gana siempre a su padre e Issakha, que dice que antes ganaba a su madre, ahora dedica su tiempo libre a pintar.

A Eva además del ajedrez le gusta la plástica. A Issakha además del ajedrez le gusta el fútbol y el judo. Puede compaginar todas las cosas sin problemas.

David en su casa juega al fútbol y sobre todo al escondite. Nunca lo encuentran sus padres y es que nos revela en secreto que se esconde debajo del sillón.

Darío juega con sus juguetes. Tiene bastantes y cuando le pregunto si los recoge cuando termina, mira a su padre y parece dudar a la hora de responder.

A Luismi además del ajedrez le gusta bajar a la calle y montar en bici. Además de las clases de ajedrez juega por Internet ante rivales desconocidos y ahí se ha encontrado con jugadores que les ha dado o le han dado soberanas palizas. El trata de volver a jugar con aquellos que le ganan y que tienen más nivel que él. Es la forma de progresar.

Cuando finalizamos la entrevista, nos confiesa José Luis que es lo que hacen en el Club cuando terminan sus clases en el polideportivo: tienen una pelota guardada en un armario y la sacan para que jueguen un poco al fútbol. Es una forma de despejar la mente.

Luego llega el momento de los saludos. Eva no sabe muy bien a quien saludar y por ello saluda a la gente de aquí. Issakha lo tiene mucho más claro. Saluda a Alicia una amiga suya del cole. Luismi hace lo propio con sus padres y con su hermana Sara, David saluda a su madre que estará en casa escuchándole y también a su hermana. Darío se decanta igualmente por saludar a su madre.

Tras agradecernos José Luis nuestra invitación, nos volvemos a citar el día 19 en nuestras 12 horas del deporte "sin parar" en torno al mediodía.

 

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña