RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

no hay entrevistas de audio

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las entrevistas de los martes en “Oye... ¿Cómo van?” (01-11-11)

Oscar Sánchez Silva, director técnico del Club de Lucha Rivas y deportista olímpico en Seúl

El Club de Lucha de Rivas lleva entre tres y cuatro años en Rivas Vaciamadrid. En un momento determinado varios luchadores se trasladaron a vivir a Rivas y con la colaboración de algún otro que vivía en poblaciones cercanas crearon un club que nacía con la ambición de promocionar este deporte en nuestro municipio.

Cuando llegaron, nos explica nuestro invitado de hoy, que empezaron a insistir con el entonces concejal de deportes, Raúl Sánchez, para que les consiguiera un lugar en el que poder realizar su actividad deportiva. Les costó bastante, porque como dice Oscar, los recursos deportivos en Rivas están muy explotados e incluso y pese a tener innumerables instalaciones deportivas, no es fácil encontrar el lugar necesario para poder ejercitarse.

Actualmente tienen en el Colegio Las Cigüeñas los grupos más numerosos de practicantes, pero también disponen en la actualidad de sitio en el colegio José Saramago.

Lo que hacen ellos es lucha olímpica grecorromana. Está muy satisfecho porque recientemente han superado el centenar de practicantes inscritos. Se puede empezar a realizar desde una edad muy temprana y aunque advierte nuestro invitado de que si le oye un purista le puede tirar de las orejas, para que lo entendamos todos, afirma que la lucha en Europa es el equivalente al judo en oriente. Es muy parecido e incluso muchas de las llaves son similares.

Se trata de trabajar con los niños en pre lucha y a base de juegos y finalmente lo que es lucha propiamente dicha se empieza a practicar sobre los 12-14 años.

No es un deporte violento. Es un deporte muy noble, pero aclara con toda la razón del mundo que el deporte lo hacen las personas y que la que es noble en otros aspectos de la vida, lo seguirá siendo haciendo deporte y el que no es noble, pues tampoco lo será en el deporte. Ellos como entrenadores y monitores tratan de educar a los deportistas para que adquieran unos valores y entiendan el deporte como una actividad educadora.

Cuando les llega una persona que a lo mejor es especialmente agresiva, lo primero que hacen es tratar de reeducar y canalizar esa agresividad para que de una manera controlada la pueda utilizar en la lucha.

Los competidores son unos 30 dentro del centenar de practicantes y estos 30 suelen entrenar en el centro de alto rendimiento en Madrid. Además de los que están empezando y de los que compiten, hay otro grupo que nos dice que es de desentrenamiento, que son aquellos que están dejando de competir y que poco a poco se van preparando para irlo dejando de una manera paulatina.

Llevaban varios años sin conseguir éxitos relevantes en los diferentes campeonatos, pero este año, en palabras de Oscar, se han salido. Tres de los luchadores del Club de Lucha de Rivas han conseguido ser campeones de España. Dos de ellos sólidos porque son para Oscar los mejores de España. Albert Baghumyan, armenio nacionalizado, es de los mejores, campeón en 60 Kgs. La intención del club es ayudarle a conseguir que se clasifique para los juegos olímpicos. La pena, es que al parecer tiene unas condiciones laborales muy malas.

Porque y hablamos también de ello, vivir de la lucha es difícil. Según Oscar se puede conseguir si eres de los 12 mejores del mundo.

El dinero en la lucha viene a través de las becas ADO. A veces pueden conseguir un sponsor privado, pero lo fundamental son becas bien sea del CSD o de la Comunidad de Madrid.

En lucha hay dos modalidades que son libre y grecorromana y siete categorías que van desde los 55 a los 120 kilos. La libre y la grecorromana se diferencian fundamentalmente en el uso de las piernas que es libre en la libre y que no se pueden utilizar básicamente en la grecorromana. Aunque los luchadores conocen las dos modalidades, a nivel alto de competición, no hay nadie en el mundo que compita en ambas disciplinas.

En el club hacen grecorromana por herencia. El entrenador de Oscar fue Luis San Isidro, olímpico en Moscú y cuando empezó Oscar empezó con él y por eso se decantó por esta especialidad.

Oscar Sánchez Silva ha sido cuatro veces campeón de España además de olímpico en Seúl y en el mundo su mejor clasificación ha sido el duodécimo puesto, que aunque él no le da importancia, es mucho desde mi punto de vista.

El dice que no está satisfecho, porque los deportistas siempre aspiran a más y cree que lo podría haber hecho mejor. Ahora se dedica profesionalmente a la lucha, pero no en el Club, que para él es un hobby, sino en la Federación.

Para estar a un nivel como el que ha tenido él, hay que entrenar dos veces al día unas cuatro horas en los momentos de carga de trabajo y tres pero más intensas cuando se van acercando a la competición.

La lucha es un deporte que al ser situacional, se puede aprender y mejorar. Es un deporte en el que la inteligencia es muy importante, pero la fuerza también.

Resume y cierra perfectamente el mini debate abierto sobre si es más importante la inteligencia que la fuerza diciendo que el saber hacer lo que le conviene a uno y no lo que le conviene al adversario, es muy importante, pero si no tienes condiciones para realizar el deporte en cuestión, sirve más bien de poco.

Lo más duro de la lucha, para Oscar, son las lesiones. Lesiones que son muchas menos que en los deportes de pelota, pero cuando llegan son siempre muy negativas. El tuvo una lesión en el cuello con la que le metieron miedo en su día y estuvo a punto de dejarlo. Luego no era, ni de mucho, tan grave como le habían advertido y de hecho en la actualidad sigue practicándola. A nivel alta competición las lesiones son bastante habituales. A nivel escolar no tiene apenas incidencia.

Los deportes de pelota tienen un porcentaje de lesiones del 25%, mientras que en los de combate están en el 7%.

Oscar había dicho medio en broma al principio que quería que su hijo fuera olímpico. Luego ya en serio, dice que lo que le gustaría es que su hijo se formara en este deporte. Que adquiriera los buenos hábitos y la educación que se adquieren y que si luego a los 20 años está capacitado y le gusta practicarlo a un alto nivel, que lo haga, pero fundamentalmente que se forme.

No ha tenido que hacer uso de sus conocimientos como luchador en su vida diaria y se alegra de ello.

Cree que no hay doping, al menos en España en este deporte. La alta competición es lo que es y es el ámbito en el que se dan casos de dopaje. A nivel nacional, los casos de dopaje son por despiste. Porque algún luchador tiene que haber presentado algún justificante por algún tipo de dolencia que sufre y se le ha pasado hacerlo.

Oscar es entrenador en el Car y dice que no enchufa a nadie del club en lo que se refiere a plazas becadas, pero si hay una plaza de entrenamiento libre, no perjudica con ello a nadie y no le quita una beca a otro deportista, si que de alguna manera invita a alguien que esté capacitado de su club a que la aproveche.

Nos recuerda los nombres de los campeones de España. Andrés Bernardino, campeón en 96 kilos, Daniel Díaz, campeón en 66 kilos y por último el citado Albert Baghumyan en 60 kilos. Para el año que viene, dice que tener dos campeones de España en el club, estaría perfecto, pero afirma que como deportista inconformista que es, que quiere los tres títulos de nuevo.

Para las 12 horas del deporte de Radio Cigüeña, nos promete que tendremos a un campeón de España y ya quedamos emplazados para que no sea esta la última vez en la  que acuda gente del club a Radio Cigüeña.

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña