RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

no hay entrevistas de audio

 

IMÁGENES

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las entrevistas de los martes en “Oye... ¿Cómo van?” (03-05-11)

Irene Baena, Alba Vera, Teresa Palomo y Alicia Savoini, jugadoras y Eva Gil, entrenadora de la sección de waterpolo del CD Covibar

El año pasado cuando Eva Gil acudió a Radio Cigüeña acompañando a la gente de Natación del CD Covibar, acababa de nacer la sección de waterpolo. Se lo había propuesto a un grupo de diez nadadoras que ya empezaban a cansarse de la natación y crearon un equipo que a lo largo de la temporada no solo no disminuyó sino que se vio aumentado.

Recuerdo que nos comentó que para esta temporada iba a tratar de sacar adelante a dos equipos más. Un alevín por debajo y un cadete por arriba. Mujer de palabra, Eva, ha cumplido su deseo. Y lo ha aumentado. El CD Covibar dispone ahora mismo de un equipo alevín, representado en la emisora por Irene Baena, un equipo infantil cuya capitana Alba Vera está presente en el estudio, un equipo cadete cuya  capitana Alicia Savoini está con nosotros y además un grupo de benjamines que están representadas a través de la más joven de nuestras invitadas, Teresa Palomo.

Gracias a un acuerdo de colaboración al que han llegado con La Latina, uno de los más prestigiosos clubes de waterpolo de nuestra comunidad, las jugadoras que saltan de categoría cadete se integran en el citado club para continuar practicando su deporte. Del acuerdo se benefician ambos. Los de Latina porque no disponen de cantera y los de Covibar porque no tienen ahora competición en las categorías superiores.

Sin embargo, parece ser que esto va a ser una forma de colaborar puntualmente durante unos años. Covibar, y Eva así nos los confiesa, piensa seguir creciendo y tiene entre sus proyectos el crear equipos en esas categorías en las que ahora no tiene. No duda Eva en asegurar que no tienen ninguna prisa y que seguirán trabajando como hasta ahora: paso a paso y sin parar.

Irene, la jugadora alevín, alterna natación y waterpolo. De este deporte le atrajo el que era un juego de equipo, más duro pero también más divertido. Lleva nadando desde los dos años y está a punto de cumplir doce.

Irene es la única de todas ellas que ha hecho otro deporte. Estuvo dos años haciendo gimnasia rítmica, pero al final decidió por si misma que quería dejar la rítmica y centrarse en la natación.

Como tiene natación y waterpolo, cuando se ve muy apurada para llegar a cumplir con sus obligaciones académicas, resta un poquito de cada sitio para llega a tener tiempo de estudiar lo suficiente.

Desde los tres años lleva nadando Alba Vera, jugadora infantil. También llegó al waterpolo a través de la natación y también le parece un deporte muy divertido.

Alba llegó a la natación al tiempo que una prima y sigue ahora jugando con ella a waterpolo. También se cansó de la natación por monótona, pero no se planteó hacer otro deporte porque como dice muy sonriente, “yo soy de agua”.

Cuando hablamos con Alba de los estudios y de la posible influencia del deporte en sus notas, dice con gracia que trata de buscar a veces excusas, pero que no se las tragan y reconoce que para nada le afecta en los estudios el tiempo que dedica al deporte.

Teresa Palomo tiene diez años y lleva nadando desde los tres o cuatro años. Empezó a nadar porque le parecía entrenido y ha pasado al waterpolo siguiendo un consejo de su madre que le dijo que era muy divertido. Para ella le gusta porque se juega en equipo y se lo pasan muy bien sobre todo en los entrenamientos.

Teresa comparte con Irene a Eva como entrenadora. Dice que grita mucho pero que es por su culpa que a veces no hacen demasiado caso. Es dura como entrenadora cuando lo merecen y en general se porta bien con ellas.

Pese a su juventud dice que como el waterpolo es solo los viernes no le influye para nada a la hora de los estudios. Hace tres días natación en el colegio y por eso quizá va más relajada.

Alicia Savoini vive en Moratalaz. Hacía natación y acabó muy quemada por pequeños contratiempos. Le dijo a su ex entrenador que quería dejar la natación y pasarse al waterpolo por esos problemillas  a los que hacía referencia. Había oído hablar del Covibar y lleva este año en el club. Se siente muy contenta y además tiene la suerte de que entrenan en Santa Eugenia y le pilla más cerca de su casa. Tiene 14 años y está muy feliz en Rivas.

Le gusta del waterpolo que es mucho más dinámico que la natación. Entrena una hora y media diaria y valora mucho que en waterpolo cuando gana una, ganan todas y cuando pierde una, pierden todas.

Alicia dice que nunca ha tenido que dejar de ir a entrenar por estudios. Llega a casa a las 14:30 y tiene tiempo más que de sobra para hacer los deberes y estudiar lo que sea menester. Parece una persona que se organiza bien y que no se escuda en el deporte a la hora de justificar una mala nota.

Eva confiesa que no sabe como es posible que la sección haya crecido tanto. Dice que es gracias a que la gente quiere hacer deporte y que tal vez y debido a que el horario es muy malo, lo que es un problema por el horario, es bueno por el tema estudios porque no les parte la tarde.

Dice que peor que como empezaron no iban a estar. Que el tener un grupo de 7 u 8 jugadoras de la edad de Teresa, es muy importante. Además, asegura Eva, que se han aprovechado de la magnífica estructura que tenía montada el Covibar en natación. Han copiado el modelo y el mostrar seriedad e implicación han hecho el resto. Tienen 33 jugadoras y dos chicos fijos y uno más que está dudando. En categorías inferiores se puede jugar mixtos y reconoce que no tienen condiciones todavía para sacar equipos de chicos.

Algunas de las jugadoras cadetes ya han debutado con Latina en categorías superiores y Alba y Miriam, según nos dice Eva, han ido a disputar el campeonato de España y lo han hecho muy bien.

No tienen objetivo competitivo, ni prisa por llegar arriba, pero es la siguiente meta trazada. Por eso considera importante el acuerdo que tienen actualmente con Latina, porque al entrenar y ver competir a las mayores les hace progresar enormemente.

Debido a la “escasez de agua” y dice que no pueden quejarse, la competición `y entrenos se realiza en diversas piscinas. Las más pequeñas, y encuadradas dentro de los juegos deportivos municipales de Madrid, disputan sus partidos en La Vaguada. Alevines e infantiles en Cerro Almodóvar, en Santa Eugenia, y cadetes tiene su sede en José María Cagigal.

El objetivo a corto plazo es traerse la sede de los partidos a Rivas y a la hora de entrenar, tienen la piscina de Cerro Almodovar que disponen de toda ella a partir de las 20:30, un auténtico lujo según sus palabras, luego la Federación madrileña les permite usar dos días la de M86.

Lo mejor del waterpolo para las chicas es lo bien que lo pasan y el trabajo en equipo. Todas coinciden en lo bueno. Lo peor para Irene es los golpes que se reciben, para Alba lo peor las rencillas que hay en los entrenamientos y que a veces se trasladan fuera de la piscina. Alicia dice que lo peor de todo es el sacrificio y la constancia que requiere. Para Teresa lo peor es que dice que se cansan más que en otros deportes.

Sus sueños pasan en casi todos los casos por seguir progresando, y les gustaría llegar alguna vez a la selección e incluso a alguna olimpiada. No se atreven a soñar demasiado, pero desde luego la cara se les ilumina al pensarlo. El sueño de Teresa, quizá por ser la más joven es el más modesto: le gustaría ganar más partidos.

Las aficiones de todas ellas son variadas y comunes. Irene busca huecos en los fines de semana. Lo que más le gusta es salir con los amigos o con la familia y pasear por Madrid. Alba desea que llegue el fin de semana para tirarse en el sofá y ver tele y descansar. Teresa jugar al fútbol con un hermano más pequeño que tiene y que hace atletismo. Alicia, y se nota que es la más mayor de las cuatro, opta por salir, irse al pueblo, etc

Cuando les invitamos a que saluden, Irene lo hace a sus padres, a su familia y a algunos amigos que le han pedido que les dedique la entrevista: de natación Sergio Núñez y del colegio a Víctor Gutiérrez. Alba, por su parte, a su madre que dice que seguro que es la única que la está escuchando.

Teresa saluda  a su familia y a sus amigos que dice que son muchos. Por último Alicia saluda a Marta Baena y a Miriam Ciudad a las que dice querer mucho.

Cerramos los casi cuarenta minutos de entrevista con Eva Gil. Dice que entiende la problemática de instalaciones que hay en Rivas, pero que al ser un club de aquí, su sitio es Rivas y tienen que hacerse un hueco aquí.

No quieren pensar en la problemática que rodea a Covibar como entidad y nos invita a que acudamos el sábado 21 al Parque del Sureste dónde a lo largo de toda la tarde tendremos ocasión de ver partidos de todas las categorías.

Procuraremos estar y desde luego hacemos extensiva su invitación a todos los que nos escuchan o leen.

 

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña