RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Entrevistas

 
 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repaso a la temporada del Rivas Ecópolis con nombres propios

Aclarando que es gerundio: Jelena Dubljevic

No creo que nadie de los que me leen habitualmente dude por un solo momento de lo que deportivamente siento por Jelena Dubljevic. Por activa y por pasiva he dicho y repetido que me parecía de largo la jugadora más determinante del equipo y que de hecho y si se miran estadísticas, estas reflejan que cuando Jelena ha funcionado, el Rivas ha funcionado y cuando la montenegrina no ha rendido, el equipo se ha resentido y habitualmente ha perdido.

Dicho esto, mantengo desde hace algún tiempo que el ciclo de Jelena en Rivas ha concluido. Opinión no compartida en absoluto por José Juanas y Javier Fort, que contrariamente a lo que se dice por ahí, estaban ilusionados con su renovación. 

Los y las profesionales del deporte son como cualquiera de nosotros. Los hay más o menos ambiciosos, más o menos conformistas y algunos con fidelidad a entidades, equipos o trabajos que rayan lo enfermizo. Son los menos. Habitualmente cualquiera trata de mejorar. Si puede lo hace en su propio entorno. Si ve que no, intenta buscar esa mejoría allá dónde se la ofrezcan.

Toda esta introducción está motivada por lo que a continuación voy a intentar explicar. Jelena llevaba en Rivas cuatro temporadas. Su rendimiento ha ido in crescendo. Buena culpa de ello la han tenido de alguna manera los entrenadores que han estado guiando su carrera. Con Rubén Domínguez debutó, pese a su corta experiencia en Ros, y dio las primeras señales de lo que podía esperarse de ella. Pese a todo fue siempre como es lógico una jugadora muy tenida en cuenta pero que consideraba que merecía más minutos de los que tenía.

Cesado Rubén, le sustituyó en el cargo Alberto Ortego y su relación con el entrenador nunca pareció ser excesivamente cordial. Pese a que entraba más en el equipo, Ortego no tenía ningún miramiento, y eso también es aprendizaje, en sentarla a su lado cuando consideraba que lo le pedía que hiciera en la cancha no se ajustaba a lo que realmente hacía.

Cuando llegó Fort, vio de alguna manera el cielo abierto. Recuerdo una entrevista poco después de hacerse cargo Javi del equipo en la que manifestaba que su feeling con Fort era mucho mayor y que la confianza del entrenador estaba dispuesta a devolvérsela como cualquier jugadora, dentro de la cancha.

Por edad, madurez y confianza el rendimiento de Jelena ha sufrido un incremento considerable en estas dos últimas temporadas. De hecho los mejores partidos de su paso por Rivas los ha realizado en la primera mitad de la temporada que está a punto de finalizar.

Sin embargo y no podría explicar muy bien porqué, tenía la sensación de que esta iba a ser la última temporada de Dubljevic con el equipo. Mis sensaciones se confirmaron plenamente el día 9 de febrero, víspera del partido decisivo ante Brno, cuando estuvo en Radio Cigüeña y charlamos largo y tendido delante y detrás de los micrófonos. Si yo hubiera tenido que aconsejarle, que no soy nadie para hacerlo, le hubiera dicho que aprovechara alguna de las buenas ofertas que tenía. Para su crecimiento como jugadora, el salir de Rivas, es para ella lo mejor, siempre y cuando el equipo que la fiche tenga ambiciones y al mismo tiempo la trate como ha sido tratada aquí.

Tras esa entrevista, y si entráis en la hemeroteca de nuestra página web, el título que tiene la entrevista es: “Haga lo que haga en el futuro,  Rivas siempre será mi equipo” Era la respuesta a mi pregunta de si iba a continuar el año que viene. Era el momento en el que más feliz se encontraba en Rivas y a mí se me ocurren diez o más respuestas mucho más rotundas de una jugadora que hubiera tenido empeño real en seguir. He vuelto a escuchar  la entrevista y no me cabe duda, de que la decisión de irse estaba ya madurada y que no ha influido nada de lo que se trata de aducir ahora.

Con José Juanas, manager del equipo, he discrepado sobre este tema. Él, que no dudo que sabe muchísimo más que yo de baloncesto, me decía que Jelena tenía un año más en Rivas para crecer como jugadora. Qué tendría tiempo después de ganar más dinero en otras temporadas y otras entidades. Yo estoy convencido de que su ciclo aquí había terminado y que caso de seguir podría convertirse en una bomba de relojería.

Jelena como gran jugadora que es, tiene un ego que la hace creerse, y motivos tiene, la mejor. Si alguien se queda en un sitio desechando ofertas superiores de otros lados, cuando vienen mal dadas, y en una temporada no todo es bueno, se tiene tendencia a no encajar las críticas y reprochar que “está aquí pese a las ofertas”.

Por otro lado y olvidando el tema deportivo, una profesional del deporte debe de aprovechar los momentos. Jelena se ha revalorizado, pero ¿y si tiene una lesión tras renunciar a una oferta  y se devalúa? ¿Habrá alguien entonces que la resarza del dinero que ha dejado de ganar?

Se equivoca Jelena al no decir la verdad sobre su marcha. Al ser una jugadora muy querida por gran parte de la afición ha tratado de justificarse buscando excusas, cuando hubiera terminado mucho mejor si hubiera dicho de verdad los motivos de su salida. Que no se busquen tres pies al gato, que no se busquen más problemas de los que hay habitualmente en cualquier equipo y club de cualquier actividad. Que no busquen enfrentamientos con el entrenador u otras jugadoras y si Jelena quiere rebatir algo de lo que digo y escribo, de buen grado hablamos, recordamos conversaciones y analizamos si es cierto lo que se está poniendo en el foro de basket Rivas Ecópolis o lo que he expuesto yo aquí.

Con relación al foro mencionado, no es esto lo único que me ha llamado la atención. Parece ser o al menos eso intuyo leyendo los comentarios que se vierten allí, que duelen las salidas de Jelena, y lo entiendo perfectamente sean cuales sean los motivos; que duele lo de CJ, lo entiendo, menos pero lo entiendo y que duele la salida de Begoña García. Esto, que me perdonen, pero no logro entenderlo. Begoña, gran jugadora, ha tenido en Rivas un papel secundario. Si se preocupan por la marcha de jugadoras importantes, me llama la atención que no he visto a nadie reclamar la continuidad de Crystal Langhorne, que para mí ha estado a la altura de las dos o tres mejores del equipo.

Claro que puede ser que valoremos a las jugadoras por lo cercanas que sean o no al público. Si es así, que vuelvan a fichar por ejemplo a Arantxa Calvo, que recién operada como está de ligamentos volverá a ser de las más queridas. Es más si lo que preocupa es que dediquen su tiempo a estar con los aficionados, lo mismo es más sencillo y más barato el hacer el equipo. Se puede fichar a gente que, al margen de su calidad, se hagan fotos con nosotros, nos den palique y sean simpáticas y agradables.

Pues, que quieren que les diga. Mi deseo es que rindan en la pista. Que hagan su trabajo, que sean atentas con los niños y niñas y correctas con el resto. Con Crystal no he hablado en todo el año y me gustaría que siguiera. Con Anna Cruz, he tenido algún pequeño contacto y estoy encantado de que siga. Con Jelena he tenido una cierta complicidad y muy buen trato y me hubiera gustado que siguiera, aunque entiendo perfectamente el porqué de su marcha.

El presupuesto para bien o para mal determinará el equipo que tengamos la temporada que viene. Del entrenador, que avanzo que estoy encantado de que siga pese a que no da titulares, hablaré en el próximo capítulo.

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña