RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

LA INFORMACIÓN DEPORTIVA EN RIVAS VACIAMADRID

 

Editoriales anteriores

-

-

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA BUENA SALUD DEL DEPORTE EN RIVAS VACIAMADRID (2)

 

(Editorial)


El compromiso y otras carencias

 

No hace mucho hacíamos referencia en uno de nuestros editoriales al crecimiento importante experimentado por nuestro municipio en el deporte y decíamos que había crecido cualitativa y cuantitativamente. Los motivos los exponíamos: instalaciones adecuadas, cada vez mejores medios, personal cualificado y tejido organizativo cada vez más preparado.

 

Pero hay problemas. Algunos que apenas se perciben si no se está muy vinculado a este mundillo. Problemas que generalmente se dan en casi todos los deportes. Algunos achacables a los deportistas. Otros a los técnicos. Muchos a los directivos.

 

El problema que estimo que es el que más daño hace a nuestras entidades es la falta de compromiso. Este problema, y la permisividad con la que es tratado en la mayoría de las entidades de Rivas Vaciamadrid, permite situaciones inconcebibles para el buen devenir de nuestro deporte.

 

Los deportistas de aquí se han habituado, especialmente en fútbol y baloncesto, a que conviviendo varias entidades en cada uno de estos deportes sean ellos los que decidan lo que hacen y como lo hacen. Tienen “chantajeados” de alguna manera a los directivos si estos no tienen las ideas muy claras. La sola amenaza de decir: “o se hace esto o me voy del club a otro del barrio” hace que muchos traguen y permitan lo que es imperdonable. Pero siendo esto malo, lo peor de todo es que cuando alguno se pone en su sitio y ellos, cumpliendo la amenaza, se van de la entidad, siempre hay otra que les acoge con los brazos abiertos. Craso error que se termina pagando más pronto que tarde.

 

Este fin de semana eran las fiestas de Rivas Vaciamadrid. Las competiciones federadas se han celebrado de la misma manera que siempre. Algunos equipos han tenido serios problemas para completar los deportistas necesarios para jugar. Les da lo mismo. A muchos de los jugadores y jugadoras que deambulan por nuestros campos no les importa lo que sus clubes hagan por ellos. Les da igual si su entrenador se pasa una, diez o cien horas pendiente de un partido, de preparar el entrenamiento y de esforzarse como si fuera profesional. Si no me apetece ir, no voy. Si he salido y prefiero quedarme en la cama, lo hago. Se que si voy la semana que viene, jugaré y si no me pone me voy a otro sitio. Vergonzoso.

 

No es este el único problema. Cuando una entidad hace las cosas como debe trata de formar grupos homogéneos de jugadores para que puedan competir dónde mejor puedan hacerlo y busca la progresión de la entidad y de los propios jugadores. Aparece entonces otra de las figuras dañinas de nuestro deporte: “si me separan de mis amigos, nos vamos”. Vamos, como si los amigos fueran solo en el mundo del deporte y como si en el momento en que dos chavales se van a dos equipos distintos esa amistad se fuera a romper.

 

¿Qué pasará si el día de mañana uno decide estudiar veterinaria y el otro prefiere hacer literatura hispánica? ¿Actuarán de igual manera?

 

Hace pocos días estuvo en Radio Cigüeña Marta Hermida. Jugadora cadete del Rivas Ecópolis. Cuatro veces por semana viene desde Torrelodones a entrenar a Rivas. Además, lógicamente, de los correspondientes partidos. Muchas veces a los deportistas que vienen a nuestra emisora les hago una pregunta: ¿Qué es lo que menos te gusta de tú deporte? Hubiera dado lo que hubiera sido menester porque la gente que escuchó en directo la entrevista  o lo ha escuchado después en nuestra página, hubiera podido ver su cara: estupefacción, asombro, incredulidad…. Imagino su pensamiento. Este tío, refiriéndose a mí, está tonto. Su respuesta, una vez recuperada del asombro, fue tajante: “me gusta todo” “no es perder el tiempo el ir cuatro o cinco veces por semana de Torrelodones a Rivas. Es ganarlo”

 

Cuando escuchas respuestas así, te sientes reconfortado. Te das cuenta que hay gente que sigue amando el deporte, que se sigue esforzando. Que trata de mejorar. Seguro que Marta tendrá amigas en Torrelodones. Amigas que no han fichado por Rivas y que incluso ni jugarán a baloncesto, pero seguirán siendo sus amigas. Esta es la actitud que hay que tomar. Compromiso, ganas, amar el deporte. Si no es así, si lo que se quiere de verdad es jugar con los amigos, no hace falta federarse. No es necesario entrar en ninguna de las escuelas del barrio para jugar. No hay que implicar a nadie en tu formación y mucho menos en buscarte equipo, instalaciones, material deportivo….Se compra uno un balón, se va a un parque o a una de las pistas que hay en nuestro municipio y se juega solo cuando a uno le apetece.

 

He criticado muchas de las cosas que ha hecho José Antonio Fernández, presidente del Adpi, y que no me han parecido bien. Pero ahora, pese a que le está costando la pérdida de algún que otro ¿buen jugador? no está transigiendo con este tipo de actitudes. Me parece perfecto. Ahora solo resta que en otras entidades tomen ejemplo y que aquellos que no se quieren quedar en un club por que les exigen compromiso no encuentren acomodo en otro que sea más permisivo con estas actitudes. Y si lo hacen, estoy seguro que lo terminarán pagando, posiblemente con los mismos ¿deportistas? que acojan en su seno pensando que se llevan una ganga.

 

Uno es libre de comprometerse. Cuando uno entra en una entidad, tiene que conocer dónde se mete, que es lo que le van a ofrecer y que es lo que le van a exigir. Tanto el deportista, como los padres, deberían tener muy claro lo que se espera de ellos. Los entrenamientos son necesarios. Los nadadores se levantan a las seis de la mañana para tirarse al agua a las 7. Ellos saben que es lo que les toca. Los partidos, las competiciones, existen. Cuando a mí me apetece, pero también cuando no me apetece nada de nada. Si me he comprometido, tengo que ir. Es mi obligación y se lo debo al club, al entrenador y a mi mismo.

 

Es algo que lo veo desde que estoy en Rivas y que lo he conocido antes en muchos lugares. El día que esto se corrija, que el nivel del compromiso aumente, crecerá de manera importante nuestro nivel deportivo. José Gambra, entrenador del Covibar de fútbol lo decía recientemente. ¿El secreto del gran papel de esta temporada? Que cada entrenamiento tengo a dieciocho tíos partiéndose el pecho por jugar el domingo siguiente. Y el que no juega o no entra en la convocatoria, al día siguiente un punto más de trabajo para ganar minutos. El que ha jugado, por mantenerse en el puesto. Compromiso. No hay poción mágica, ni secreto de ningún tipo.

Inicio Menú

Los Deportes en Rivas Vaciamadrid

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña