RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

 

Cabecera de noticias y de los artículos de opinión

LA SALUD ECONÓMICA DEL DEPORTE EN R.V.
TOLERANCIA CERO
¿A QUE JUGAMOS?
ABCDE
ACLARACIONES SUBSEDE OLIMPICA
AHORA ¿QUE HACEMOS?
ARBITRAJE FUTBOL SALA
CARTA RESPUESTA A: AHORA ¿QUE HACEMOS?
DEJEN AL CHICO EN PAZ.
DEMOCRACIA E INSTALACIONES
DEPORTE Y ESTUDIO
EDUCACIÓN
EL ADECUADO USO DE LOS MEDIOS
EQUILIBRIO
FILOSOFIA DEL BASKET
FÚTBOL RECONCILIACIÓN
GALÁCTICOS
HOMBRÍA Y SENSATEZ
LA CÚSPIDE DE LA PIRÁMIDE
LA SEQUÍA
¿QUE PASA CON EL BALONCESTO?
SE NOS VE EL PLUMERO
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEGALIDAD Y REALIDAD, TAN CERCA, TAN LEJOS…

El pasado día 22 del presente mes se presentaba en público la sección futbolística del CD Covibar, club que la temporada pasada estuvo mucho más en los papeles por la tormentosa relación entre directivos y ex directivos que por los méritos deportivos acumulados, que fueron muchos.

El día de la presentación acudí al acto tras recibir una invitación formal que me hizo llegar la actual directiva y estuve presenciando el final del acto que consistió en una foto de todos los jugadores de los diferentes equipos así como de sus entrenadores. Entrenadores que estuvieron en boca de todos durante la pasada temporada por ser unos presuntos defraudadores al fisco y como tal presuntos delincuentes de la peor calaña.

Aprovecho este artículo para contestarle al Sr. Yáñez,  Presidente de la Junta Rectora actual de la cooperativa Covibar, que el día primero de agosto a través del Facebook trató de “salpicarme” con un tema de natación en el cuál no había tenido la más mínima intervención. Opté por no contestar a lo que consideraba sinsentidos y me reservé el momento para sí responder a una pregunta directa que él me hacía:”¿está de acuerdo con el movimiento del dinero negro en el deporte?”

Sr. Yáñez, no puedo estar de acuerdo con el movimiento del dinero negro en el deporte jamás, pero menos aún en el deporte base. Normalmente los que trabajan con dinero negro, por lo que dice la prensa, lo blanquean en paraísos fiscales o adquiriendo inmuebles, yates y otra serie de propiedades que tarde o temprano y a través del rastro que dejan son detectados y a veces hasta detenidos. Estos “ingenieros financieros” que defraudan dinero con el deporte base y no solo en Covibar, son peores. Para no dejar rastro que pueda ser seguido por nadie lo blanquean mediante la compra de bocatas y refrescos para sus jugadores e incluso los más osados invitan al cine a su parienta que es la que tiene que soportar sus ausencias durante los fines de semana, toda una temporada, por dedicar el tiempo libre a una actividad lúdico deportiva que les gusta, que aman y que sirve, entre otras cosas, para que muchos chavales y chavalas del municipio practiquen deporte varios días a la semana.

Le decía que no es patrimonio de Covibar este tipo de desfalcos. No se lo que cobran, ni tampoco como lo cobran ni en Covibar, ni en La Escuela, ni en el Adpi, Meca o Parque Sureste por hablar solo de entidades con sección de fútbol. Ni lo se, ni me ha importado nunca. Sí se, porque esto si lo he visto, que por el dinero que cobran, entrenan, mínimo, un par de días por semana durante unas dos horas y que además los sábados y domingos los dedican a dirigir a los deportistas o a “espiar” a otros equipos desplazándose habitualmente en sus propios vehículos.

Se lo que es la legalidad y lo que deberían de hacer estos proyectos de técnicos, pero conozco aún más la realidad y me consta y le puedo dar nombres de entrenadores, que el supuesto dinero “negro” que cobran no les da ni para lo que se gastan en los mismos chavales o en la propia  formación para atenderlos mejor.

Así pues, Sr. Yáñez, firmaría ahora mismo dónde fuera menester que todo el dinero negro que se mueve en España fuera el que lo hace supuestamente a través del deporte modesto. No se si con esto le contesto a su amable pregunta.

Otra cosa más para terminar. Lo legal no siempre es lo moral ni lo ético. Me imagino, que usted como yo, conocerá algún caso de personas que ganando auténticas fortunas no tiene que tributar porque están perfectamente asesorados y dentro  de los cauces legales pueden desgravarse lo divino y lo humano. ¿Legal? Seguro que sí. ¿Aceptable moralmente? Lo dejo a su interpretación.

Pero no es el único motivo por el que creo que legalidad y realidad no van de la mano. En el fútbol modesto, y aquí en Rivas Vaciamadrid más, se está llegando a una situación que lejos de beneficiar a nadie, creo que perjudica a todos, empezando por los deportistas.

Cuando un jugador de fútbol de la categoría que sea firma una ficha federativa, no es consciente en la mayor parte de las ocasiones de que obligaciones contrae con la rúbrica que pone en la misma. Luego, cuando trata de irse a jugar a otro equipo, se encuentra con que para hacerlo tiene que contar en muchas ocasiones con la aquiescencia del club en el que firmó que puede retenerle sin mayor problema un par de años en la mayoría de las ocasiones e incluso tres si se trata de juveniles.

Eso conlleva que cuando el jugador quiere irse de un equipo a veces tenga problemas que son de difícil resolución si no cuentan con el visto bueno de los presidentes correspondientes.

Este año han existido cambios masivos de unas entidades a otras. Jugadores del Adpi a La Escuela, Covibar o Parque Sureste, jugadores de La Escuela o La Meca a Covibar o Adpi. Cambios generalizados que han contado en la mayor parte de las veces con la bendición del presidente del club que tenía los derechos. Pero hay un par de casos que yo sepa que no ha sido así.

De uno me enteré porque me lo dijo el padre del mismo jugador. Del otro lo supe, porque al interesarme por el primero de los casos me lo dijo el mismo presidente. La razón  y la legalidad asisten completamente al presidente en cuestión. El tiene la ficha federativa firmada por los jugadores y en su mano está el dar o no la baja al futbolista en cuestión.

La realidad es muy distinta. El jugador, que para mi tiene un nivel futbolístico muy inferior a alguno que si ha tenido la oportunidad de desvincularse, quiere jugar en otra entidad. No llegará a vivir del fútbol y dudo mucho que ni tan siquiera llegue a cobrar jamás ni un céntimo por practicar este deporte. Por eso quizá no logro entender, al margen de que como digo tiene razón el presidente, el motivo por el que le niega la libertad de cambiar de equipo cuando a muchos más se lo ha facilitado.

Precisamente por eso, para evitar que las diferencias entre legalidad y realidad se agranden es por lo que pediría, primero a los clubes, que informaran a los jugadores a qué se obligan cuando firman una ficha. Después a los jugadores y especialmente a los padres, que se adelantaran a los acontecimientos y antes de firmar se asesoran. Que existe algo tan sencillo como, que un minuto antes de firmar tu ficha, te firme el club la carta de libertad con fecha de final de temporada. Así de sencillo. Así de fácil. Se evitarían estos problemas desagradables que llevan después a jugadores, padres y directivos a perder un tiempo que lo podrían utilizar en cosas más productivas.


JOSÉ MARÍA PLAYÁN
Los deportes en Rivas Vaciamadrid

Inicio Menú

 

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña