RADIO CIGÜEÑA 98,4 F.M. - DEPORTES

OYE, ¿COMO VAN?

 

Cabecera de noticias

TOLERANCIA CERO
¿A QUE JUGAMOS?
ABCDE
ACLARACIONES SUBSEDE OLIMPICA
AHORA ¿QUE HACEMOS?
ARBITRAJE FUTBOL SALA
CARTA RESPUESTA A: AHORA ¿QUE HACEMOS?
DEJEN AL CHICO EN PAZ.
DEMOCRACIA E INSTALACIONES
DEPORTE Y ESTUDIO
EDUCACIÓN
EL ADECUADO USO DE LOS MEDIOS
EQUILIBRIO
FILOSOFIA DEL BASKET
FÚTBOL RECONCILIACIÓN
GALÁCTICOS
HOMBRÍA Y SENSATEZ
LA CÚSPIDE DE LA PIRÁMIDE
LA SEQUÍA
¿QUE PASA CON EL BALONCESTO?
SE NOS VE EL PLUMERO
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL FÚTBOL EN RIVAS: ¿QUE HACEMOS AHORA?

El pasado domingo daba cuenta en un editorial titulado ¡Basta ya! de una serie de incidentes que habían acontecido en dos partidos disputados por equipos de aquí, de nuestro municipio. Entonces no sabía con exactitud lo que había pasado e incluso desconocía los datos de los protagonistas.

Los que escuchasteis nuestro programa deportivo del martes, ya conocisteis nuestra versión de los hechos. Relato que realizamos tras hablar con cuatro o cinco personas de los tres clubes implicados e incluso con alguna más, ajena a ellos que pudo presenciar los hechos. Viendo hoy las sanciones impuestas por al Federación madrileña, me congratulo de que las versiones que me dieron personas vinculadas a los sancionados fueran tan reales y que no pusieran paños calientes para defender lo indefendible. Es un primer paso y creo que importante.

En el partido de juveniles que enfrentaba al B del Parque del Sureste y al A de La Escuela, todo iba bien dentro del campo, incluida una expulsión que determinó el árbitro, hasta que a un padre se le ocurrió saltar al campo a “defender” a su hijo. Ahí se lió la marimorena, entraron padres y madres, se agredieron mutuamente y dieron un espectáculo lamentable. Hoy el comité ha determinado que Raúl Díaz de La Escuela y Juan Campos del Parque del Sureste, tristes protagonistas de los hechos, sean sancionados con cinco y seis partidos respectivamente. La entidad de Casa Grande ha recibido una multa y tendrá que disputar dos partidos fuera de su casa por cierre de campo.

En Santa Ana, todo se resume antes. Julio del Prado veía doble tarjeta amarilla  y la consiguiente roja. Cuarta expulsión en esta temporada y en lugar de asumir que lo mismo se equivoca demasiado y con relativa frecuencia, le dio un cabezazo al árbitro del que tuvo que ser defendido y que al parecer le llevó a tener que ser atendido de alguna lesión. No voy a calificar un hecho que se califica solo. Hoy ha recibido el “premio”: 32 partidos de sanción. 25 por la agresión, 5 por insultos reiterados y dos por la expulsión propiamente dicha y por la reincidencia.

Pero visto lo visto, ¿es tan violento el fútbol? ¿Es en Rivas un deporte con demasiados incidentes violentos?

Para responderme a estas preguntas he acudido a los datos y la respuesta clara es no. Ahora bien, toca matizar y analizar una serie de datos numéricos que son los que no mienten.

A día de hoy hay en Rivas, desde aficionados a alevines e incluyendo las féminas 1069 jugadores/as federados repartidos entre las cinco entidades que ofrecen sus servicios a los futbolistas ripenses. La Escuela de Fútbol tiene 247 fichas, el ADPI 245, el Parque del Sureste 237, el Covibar 221 y La Meca 119.

De las 61 chicas que hay repartidas en los dos equipos de senior y el sub 13 de La Meca, dos partidos de sanción han sufrido las jugadoras del ADPI y los mismos las futbolistas del Parque Sureste. La Meca no ha tenido sanción alguna.

Hablando en positivo, de los 253 alevines que integran los 13 equipos de esta categoría, solamente un jugador del ADPI ha sufrido una sanción de un partido en toda la temporada.

En infantiles, con 208 licencias repartidas entre 10 equipos, las sanciones a jugadores han sido de seis partidos. Dos a jugadores de la Meca y cuatro a jugadores del Parque del Sureste.

En cadetes es dónde menos jugadores hay federados: 190 que se reparten entre 9 equipos. Un partido de sanción han tenido los jugadores del ADPI, dos los de Covibar, otros dos los de La Escuela, dos los de La Meca y seis los del Parque Sureste.

Empeoran los datos en juveniles. Con una presencia de 199 jugadores para completar 10 equipos, los jugadores de los dos equipos del ADPI han recibido sanciones de 30 partidos en total. 15 han dejado de jugar los juveniles del Covibar, también dos equipos. Veinticuatro partidos han estado sancionados entre los equipos A y B de La Escuela y hay que mencionar que ningún jugador del C de esta entidad ha sufrido ningún tipo de sanción. Los 18 jugadores que conforman la plantilla de La Meca han tenido 3 partidos de sanción y por último los dos equipos del Parque del Sureste  han sumado 9 partidos castigados.

Los datos son ciertamente malos en aficionados. En una categoría en la que se supone que el jugador está ya formado y educado están los peores números.
El equipo del Parque del Sureste ha tenido 4 partidos de sanción. Ocho han sufrido los jugadores de La Meca y 10 los del Covibar que son las tres entidades que solo tienen un equipo en esta categoría. El ADPI entre el A y el B ha tenido 10 partidos que son unos números ciertamente buenos. Los partidos de sanción que han sufrido los dos equipos de La Escuela,  son: 45 el “A” y 61 el “B”,  juzguen los lectores por los datos.

Luego y este es otro tema están los entrenadores y auxiliares que no he reflejado en los datos anteriores. El ADPI ha sufrido 22 partidos de sanción de sus técnicos repartidos entre cinco sancionados. El Covibar 11 con 9 y 2 respectivamente. La Escuela 21 entre varios técnicos, La Meca dos partidos y el Parque del Sureste 12.

Esto son datos y salvo error al anotarlos, dejan claro que salvo unos cuantos casos ciertamente preocupantes, el comportamiento general no se debe calificar de malo. Ahora bien, hecha la denuncia, ¿que soluciones se podrían aportar?

Voy a tratar de exponer lo que creo que haría yo si me viera en la situación de tener que dirigir una entidad como las de aquí y dividiré cada escuela en cuatro partes.

Las directivas deberían de tener claro que lo que están haciendo es formar deportistas y para ello es necesario contar con buenos formadores. Después ser conscientes que todo lo que pasa en el campo y fuera de él es algo que para bien o para mal repercute en la entidad. Ser escrupulosos con las normas de comportamiento y en la elección de los colaboradores y no temer el emplear cualquier medio sancionador con aquellos que no sean capaces de tener un comportamiento digno y a la altura de las entidades.

Después y como parte de esa formación buscar un responsable técnico que dote de entrenadores preparados a todos los equipos. Que me perdonen los que no lo ven así, pero no pueden uno o dos jugadores juveniles llevar un equipo alevín o infantil sin tener titulación o preparación. Por muy buenas personas que sean, por muy buena voluntad que tengan y por mucho que quieran a la entidad. Cada equipo debería de contar con un entrenador con experiencia o conocimientos y a su lado, de segundo y aprendiendo a entrenar y  transmitiendo  los valores de la entidad, un joven que ayude y que quiera formarse de verdad. Fijaros que no hago mención a título. Es conveniente, pero no imprescindible. Es más importante el saber inculcar valores, transmitir conocimientos y comportamientos.

Los jugadores, desde que ingresen en cualquiera de las escuelas deben de saber que el árbitro es el que manda. Se merece el mismo respeto que exigimos para cada uno de nosotros y cuando se equivoque, sean muchas o pocas veces, admitirlo como deportistas. Después y para evitar incidentes, el jugador es el primero que tiene que reprender a los compañeros que no sepan comportarse. Un jugador violento o polémico, no solo se perjudica él. Perjudica al equipo, a la entidad y a los propios compañeros que muchas veces se ven en la disyuntiva de “sacar la cara por él” y verte implicado en rifirafes que no tienen o sentido o dejarle a su suerte y quedar encima como mal compañero.

Los padres y el público. Importantes por naturaleza y peligrosos por definición. La gran mayoría son excelentes personas con comportamiento admirable que acuden a los partidos con la sana intención de disfrutar del deporte que practican sus hijos y los compañeros de ellos. El problema son las minorías y no silenciosas precisamente. Está el amargado que acude y se pasa todo el partido increpando, insultando o zahiriendo a colegiado, rivales e incluso compañeros de equipo de su hijo y tan malos o peores que este pobre personaje son los “palmeros”. Aquellos que le ríen las gracias le jalean y de alguna manera le animan a que siga soltando estupideces por su boca. Un cáncer que cuesta mucho dinero a las entidades modestas.

No está computado en los datos numéricos que conforman este informe. Las entidades futbolísticas de Rivas Vaciamadrid, han recibido esta temporada un número importante de multas, algún cierre de campo, e incluso avisos de expulsión de la competición para algunos equipos. Eso supone un costo económico importante, pero sobre todo un deterioro de la imagen social de la misma que para nada se merece.

Son muchas más las personas, directivos, entrenadores, jugadores y aficionados, que quieren que esto mejore y que están haciendo un trabajo ímprobo por conseguirlo. En su mano y en la de todos está el lograrlo, pero necesitan apoyo y el principal es que les tiene que llegar de los propios practicantes. Esperemos y deseemos que los incidentes del pasado fin de semana sean los últimos. Será maravilloso para todos y especialmente para los futbolistas.

Por último, de cara a la temporada que viene, nuestra emisora, modesta dónde las haya y que como dice una de nuestras cuñas promocionales, “con más faltas que sobras” va a premiar a la Entidad Deportiva de nuestra localidad que mejor comportamiento general tenga y que menos sanciones acumule en la Federación de Fútbol de Madrid. Por supuesto de manera ponderada y teniendo en cuenta sanciones y deportistas federados. Además lo vamos a hacer con trofeo. No se de dónde lo sacaremos, pero lo conseguiremos. Será la aportación de una entidad, que siempre ha tratado de promocionar el deporte y sobre toda el buen comportamiento al practicarlo.



DEPORTES DE RIVAS VACIAMADRID EN RADIO CIGÜEÑA

Inicio Menú

 

Acerca de Nosotros |Privacy Policy | Contacta con nosotros | ©2006 A.C.T.C. Radio Cigüeña